La Orotava – Tenerife

El valle más hermoso de Humboldt

El naturalista Alexander Von Humboldt dijo, en 1799, que este valle era el más variado, atractivo y armonioso de cuantos él había visto en sus viajes por el mundo. Hoy sigue atrayendo a a viajeros de todas las latitudes debido a su belleza y su clima.

Planifica tu escapada a La Orotava

Recorriendo las calles de sus dos barrios históricos, la Villa de Abajo y la Villa de Arriba, se descubre una ciudad llena de tradición y cultura. Este municipio conserva un conjunto histórico-artístico y monumental cuyo recorrido nos debería de ocupar una jornada. Conviene no perderse los numerosos tesoros que recogemos en el apartado Que ver en la Orotava. Este lugar es posiblemente la mejores bases para visitar el famoso Parque Nacional del Teide y para disfrutar de sus alternativas de turismo activo. Una cómoda excursión de día puede consistir en visitar la vecina localidad de Puerto de la Cruz; en tanto que otro día se puede emplear en viajar hacia el oeste visitando la zona vinícola de Garachico de Icod de los Vinos. En la zona hay varios lugares donde comer y hospedarse; los hemos recogido en nuestra página Dormir y Comer en la Orotava.

¿Quieres conocer este sitio?

El menceyato guanche de Taoró incluía este fértil valle que denominaban en lengua guanche Aorotava. En noviembre de 1494 fue escenario de combates entre los aborígenes y las tropas del Adelantado Fernández de Lugo.

A lo largo de 1495 algunas tierras fueron asignadas por El Adelantado a soldados que, junto a sus familias, le habían acompañado desde la Península y desde la vecina isla de Gran Canaria, conservando para él mismo una parte. En 1506 se distribuyeron parte de las tierras de la isla de Tenerife que le habían correspondido a la Corona entre otros colonos. El regidor Diego de Mesa fue el responsable del ordenamiento urbano de la nueva localidad, al estilo de las ciudades castellanas de la época, alrededor de la Capilla de Acción de Gracias. Otro núcleo de población denominado El Farrobo creció a mayor altitud, denominándose Villa de Arriba; ambos se fueron acercando con la llegada de nueva población que fue edificando durante la historia de La Orotava.

La necesidad de administrar más de cerca sus explotaciones agrícolas en el valle y el menor coste del suelo urbano motivaron que los hijos segundones de muchas familias relevantes de La Laguna se fueran trasladando a La Orotava, donde construyeron nuevas casas solariegas. Esta llegada progresiva de propietarios con fortuna propició el patrocinio de las órdenes religiosas que edificaron los conventos de San Lorenzo, San Benito y San José, e iglesias como la de La Concepción, uno de los principales monumentos de la isla.

Fotografia antigua Ermita Calvario
Fotografía antigua de la Ermita del Calvario

Por su proximidad a la histórica capital de La Laguna la aldea dependió administrativamente de ella, hasta que en 1648 el rey Felipe IV le concede la categoría de villa.

Los monumentos más importantes de la ciudad son las ricas iglesias. La visita la iniciamos en la más importante, la Iglesia de la Concepción (1788), un monumental templo barroco con dos esbeltas torres en el que destaca la cúpula y la puerta con detalles decorativos referidos al Caribe y a Canarias mediante la representación de dos globos terráqueos. En el interior, con tres naves, llama la atención el hermoso altar-tabernáculo de líneas clasicistas y las esculturas de San Juan, San Pedro y La Dolorosa. La iglesia fue conocida por su pública oposición a acoger a cristianos masones entre sus fieles. Se complementa con el Museo de Arte Sacro El Tesoro de la Concepción, donde se exhibe una espectacular custodia y otros elementos relacionados con la festividad del Corpus, como las andas necesarias para portar el baldaquino en procesión.

La Iglesia de San Agustín (s. XVII) destaca por sus artesonados de madera en el crucero y el extraordinario altar de la capilla mayor, presidido por la imagen de Nuestra Señora de Gracia. La Iglesia de San Juan Bautista del Farrobo fue dotada de una colorista fachada en la que sobresale su torre-campanario. Destacamos el tabernáculo instalado en el presbiterio, de estilo clasicista.

La Iglesia de San Francisco y el Convento de la Santísima Trinidad constituyen un conjunto de relevancia en La Orotava, si bien se erigen sobre las ruinas de una edificación mucho más interesante que bajo el patronazgo de San Lorenzo se funda en las primeras décadas del siglo XVI. El primitivo convento se quemó en 1801 y en la nueva fábrica se reintegraron algunos elementos salvados del fuego como la puerta de ingreso. En esa misma calle San Francisco se puede contemplar un Molino de Gofio -diez se conservan en la población-. En la plaza de la Paz se encuentra la Ermita del Calvario (1917) de hermoso frente historicista. Es conocida por custodiar las imágenes de San Isidro y Santa María de la Cabeza, patronos de la localidad.

El Ayuntamiento ocupa el solar del antiguo Convento de San José, derribado en la segunda mitad del siglo XIX y sustituido por una interesante construcción de estilo clasicista. Destaca el frontón que corona la parte central del inmueble. En la calle Colegio está la Casa Lercaro (s. XVII) o de Ponte-Fonte, que posee cierto aire italianizante y está dotada de un espectacular patio, una monumental escalera, espectaculares balcones, un molino de gofio y un exótico jardín.

liceo taoro orotava
Sociedad Liceo de Taoro y Jardines del Marquesado de la Quinta Roja

Las Casas de los Balcones son tres residencias, de los siglos XVI y XVII, son contiguas y ubicadas en la calle San Francisco. Las dos primeras destacan por sus elegantes balconadas. La Casa de los Molina -que fue convento y centro de gallos de pelea- actualmente es conocida como Casa del Turista, por ser punto de venta de artesanías. Posee un frente ornamentado y una portada monumental, con reminiscencias clasicistas. La casa es también la sede del Centro de Documentación e Investigación de Artesanía de España y América, y del interesante Museo de las Alfombras, sobre la elaboración de alfombras florales en las calles de La Orotava para celebrar la fiesta del Corpus Christi.

La Casa Monteverde cuenta con una monumental portada, bello patio y espectacular zaguán. La de Esteban Rosell acomoda hoy al Hotel Victoria. Y la Casa Pierres, sita en una esquina de la calle San Juan, con una hermosa ventana. La Casa Torrehermosa (s. XVII) acoge Artenerife, productora artesanal. Y la antigua Casa Salazar (1925) acogió el extinto Casino, actual sede de la Biblioteca Municipal. En su fachada destaca el balcón central. La Casa Benítez fue reedificada en 1807 con elegancia y equilibrio de estilo netamente clasicista, destacando su hermoso patio.

El palacio de la Sociedad Liceo de Taoro (1928) es un centro cultural situado en una pequeña loma y rodeado por un llamativo jardín. Y en el mismo entorno están los hermosos Jardines de la Victoria o Jardines del Marquesado de la Quinta Roja, que acogen el llamativo mausoleo de Diego Ponte; por su condición de masón le fue negada la sepultura en el camposanto de la localidad.

En la calle Tomás Pérez está la Hijuela del Botánico, que desde el siglo XIX abastece al Jardín Botánico. Llama poderosamente la atención el cierre monumental con sobresalientes trabajos en forja. El Jardín Botánico (1788) con especies traídas del Trópico contiene plantas y árboles de gran antigüedad. El Museo de Cerámica de la Casa Tafuriaste (s. XIX) exhibe hornos de toda España. En el claustro del antiguo Convento de San Benito (s. XVII) se encuentra el Museo Iberoamericano de Artesanía con objetos procedentes de Iberoamerica y España. En la Iglesia de Santo Domingo se guarda una bella tabla flamenca de la Virgen de la Consolación; siendo también interesante su coro.

En El Ramal está el lugar conocido como Oasis del Valle, jardín natural donde se pueden degustar productos de la zona. En el mirador de Humboldt una escultura sedente homenajea al naturalista que plasmó en 1977 un grandioso ejemplar de drago, hoy desaparecido.

A las afueras, en Pinolere, puede disfrutarse de una panorámica de todo el valle. También hay un Museo Etnográfico al aire libre, destacando las características casas pajizas. Tiene dos secciones llamadas Museo de Cestería Canaria Don Juan González Fariña y Museo de Historia de Pinolere Don Francisco Luis Acosta.

Por último, el principal atractivo es el Parque Nacional de las Cañadas del Teide, que ocupa buena parte del término. Muy cerca se halla el abarrancado Parque Natural de la Corona Forestal, lleno de tupidos bosques de pinos y dos paisajes protegidos de ladera: La Resbala y Costa Acentejo, en las proximidades de la playa de El Ancón. Otros arenales de la zona son El Bollullo y Los Patos.

Imprescindibles

iglesia san agustin orotava
Iglesia de San Agustín
Dónde dormir en La Orotava
Iglesia de la Concepción

Datos prácticos

Coordenadas

28° 22′ 0″ N, 16° 31′ 0″ W

Distancias

Santa Cruz de Tenerife 39 km, Puerto de la Cruz 9 km

Aparcamiento

Es conveniente dejar el vehículo en las inmediaciones de las vías de acceso al casco urbano.

Altitud

390 m

Habitantes

41 255 (2013)

Cabalgata de Reyes (5 de enero), San Antonio (17 de enero), Carnaval, Semana Santa, Corpus Christi, Romería de San Isidro (junio), Fiesta del Cristo atado a la columna (primer domingo de julio), El Carmen (mediados de julio)

Feria de Exposición de Ganado (San Isidro, junio), Muestra de artesanía Pinolaris (agosto / septiembre, Tango canario (La Florida)

Artículos de cestería, Madera, Palma, Tejidos, Calados, Instrumentos musicales

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar