Que ver en Aranda de Duero

Capital de la Ribera Burgalesa

Lugar de mercado, paso y reposo de viajeros en plena ruta de la Ribera del Duero, es la villa con el mapa más antiguo de España. Tiene una red transitable de galerías de “bodegas subterráneas” compuesta por más de trescientas cavas. Su aspecto industrial esconde algunas verdaderas joyas artísticas que ver en Aranda de Duero y una excelente oferta gastronómica.

Planifica tu escapada a Aranda de Duero

Siempre hay que ver en Aranda de Duero la sorprendente Bodega de las Ánimas, el Santuario de San Pedro Regalado y la exquisita Iglesia de Sinovas. Esta última se encuentra a 3 kilómetros por la antigua carretera general en dirección Burgos. Todo ello nos puede llevar medio día. El resto de la jornada se puede emplear en los magníficos paseos que mencionamos en el apartado Qué ver en Aranda de Duero.

El siguiente día de la escapada puede emplearse tomando la carretera en dirección sur para ver buitres en el cercano Parque Natural de las Hoces del río Riaza y comer en su medieval pueblo de Maderuelo. Una excursión cercana es tomar la BU-934 hasta la fortaleza Peñaranda de Duero. A continuación recomendamos torcer hacia el norte por la BU-925. Pasamos por el castillo de Coruña del Conde para visitar las importantes ruinas de la ciudad romana de Clunía. Si le gusta el deporte, consulte las opciones que turismo activo en Burgos.

Los amantes del vino tienen la ocasión de elegir entre las numerosas bodegas de la DO Ribera del Duero visitables, donde pueden degustar y comprar botellas. Existen variados lugares donde dormir y comer en Aranda de Duero. La localidad es también muy conocida por las habilidades de sus asadores y su buen ambiente nocturno.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de conocer lo que hay que ver en Aranda de Duero, conviene repasar su historia. De población antiquísima, Aranda significa apropiadamente “vega amplia”. Sin embargo, no se conoce su prehistoria. Los cristianos repoblaron por primera vez la ribera del Duero en 912, pero la incipiente población fue arrasada por los moros en el 939. Su refundación la emprendió el rey Ordoño I de León hacia el 961. El nombre de la ciudad aparece por primera vez en el Concilio de Husillos, celebrado en el año 1088.

Ya en el siglo XIII la villa había obtenido del rey Sancho IV y de Pedro I el privilegio de pertenecer a la Corona. Los arandinos nunca quisieron renunciar a esta condición. Durante la minoría de edad de Fernando IV, Diego López de Haro quiso hacerse con la villa. La torre de la Iglesia de Santa María, levantada en el siglo XII como parte de las defensas de la población, es testigo de aquellas intrigas cortesanas. Hoy es uno de los lugares que ver en Aranda de Duero.

La reina Juana, esposa de Enrique IV, se convirtió en 1461 en Señora de Aranda. Enrique IV estableció una Corte en Aranda de Duero. El arzobispo Alfonso Carrillo convocó allí un Concilio en el año 1473, celebrado en la Iglesia de San Juan. De ese concilio salió reforzada la posición de Isabel la Católica, quien residió tres meses en el lugar.

Los siglos XV Y XVI fueron los de mayor empeño constructivo y esplendor de la villa. Se configuró su trazado urbano y se erigieron conventos, palacios y casonas. El Plano de Aranda de 1503 es el mapa urbano más antiguo de España. A esto siguió una decadencia prolongada en los siglos XVII y XVIII que la invasión napoleónica agravó.

Aranda se convirtió en morada de Napoleón Bonaparte en 1808, durante su viaje a España. Al estar en la carretera que unía Madrid con Francia, estuvo durante casi toda la guerra ocupada por los franceses. El 16 de junio de 1812 las tropas españolas del general Durán protagonizaron el Asalto de Aranda. En esta tremenda batalla urbana expulsaron a los franceses y se destruyeron importantes monumentos. Sin embargo, los franceses la volvieron a ocupar poco después para perderla a manos de la guerrilla, retomándola varias veces en los siguientes meses. El interés se debía a que la villa les era vital para asegurar la retirada de sus tropas procedentes de Madrid.

Finalmente, el 10 de junio de 1813 las últimas tropas francesas se retiraron. El barrio de Allendeduero fue completamente incendiado en el proceso. Estos hechos son rememorados periódicamente por la población a través de la Asociación Cultural La Francesada. Esta realiza actuaciones en las que sus participantes visten trajes de época.

Plano de Aranda, el primer plano de España
Mapa de Aranda de Duero de 1503

En 1960 se creó el polígono industrial de Allendeduero. Unido a la cercanía a Madrid y a la conexión con el eje industrial Valladolid–Burgos, determinó el proceso de expansión aún en curso. En las últimas décadas su tradicional producción vinícola ha tenido una extraordinaria expansión. Recomendamos leer la siguiente sección para conocer lo que hay que ver en Aranda de Duero y preparar así la visita.

Existen numerosos lugares que ver en Aranda de Duero, comenzando por la Plaza Mayor. Se trata de un amplio espacio trapezoidal con soportales a los lados y caserones en torno a un templete. En ella tiene su sede el muy interesante Centro de Interpretación de la Arquitectura Asociada al Vino (CIAVIN) situado en la antigua Casa de los Juzgados que alberga a su vez la Oficina de Turismo. Es un espacio habilitado en los bajos que aprovecha parte de la muralla medieval junto a la que se construyó el edificio y bajo la bóveda del antiguo teatro del siglo XVIII.

Además de observar la maqueta de Aranda de 1503 se pueden concertar visitas a las “Bodegas subterráneas”. Esta obra de ingeniería del siglo XII al XVIII se extiende en red bajo la ciudad. La Bodega de las Ánimas es un lugar curioso que ver en Aranda de Duero. Pone de manifiesto la gran importancia de la actividad vinícola en la idiosincrasia de esta población.

Desde ella continuamos la visita por la Calle de la Miel, llegando a la importante Iglesia de Santa María la Real. Este templo fue construido entre los siglos XIV y XV con portada de transición al XVI y de estilo gótico. La portada está concebida como un grandioso retablo. El tímpano, bajo arquivoltas muy decoradas, contiene a la Virgen entre las escenas del portal de Belén y la Adoración de los Magos. La parte superior del arco enmarca una capilla coronada por un Calvario flanqueado por escenas de la Pasión.

La parte superior de la fachada labrada está ocupada por blasones. Bellos altorrelieves decoran las puertas. En la cabecera se disponen los ábsides escalonados, con sus ventanales agudos, rosetones y pináculos flamígeros. Conserva en su interior la escalera del coro, un retablo mayor del siglo XVII y un bellísimo púlpito renacentista.

iglesia san juan aranda duero
Iglesia de San Juan

A espaldas del templo se halla la Plaza de los Tercios de la que arranca la calle de San Juan. Esta conduce a la sobria plazuela donde se alza la Iglesia de San Juan, también gótica. Adorna su fachada una portada de multitud de arquivoltas y arcos apuntados sostenidos por delicados capiteles. En el tímpano se halla esculpida una imagen de San Juan Bautista. La torre campanario a sus pies parece más propia de un castillo a causa de sus almenas. Tiene la base románica y terminación gótica con troneras de arco apuntado.

En su interior se aloja el Museo de Arte Sacro que alberga patrimonio religioso arandino y de la comarca. En la Capilla de las Calderonas puede admirarse un retablo plateresco, con pinturas hispano-flamencas de principios del siglo XVI y el enterramiento del patrón de la capilla. Además se pueden admirar tallas de los siglos XVI al XVII. Entre ellas destacan el grupo de San Cosme y San Damián y la imagen de San Juan Bautista.

En la Plaza del Rollo se encuentra el caserón porticado renacentista de los Berdugo. Este lugar, sin embargo, no se puede visitar. También se halla en esta plaza la Iglesia de San Juan de la Vera Cruz. Este templo fue construido en 1620 a partir de una capilla de un convento dominico del Sancti Spiritus.

La ciudad tiene tres puentes interesantes: el Puente romano, el Puente Conchuela y el Puente románico de las Tenerías. Estas barandas del Duero fueron cantadas por Alberti en el poemario La amante (1926). Como complemento, en la ribera del Duero se está formando un Museo de Escultura al aire libre, con algunas piezas interesantes que realzan un espacio muy atractivo. Otro espacio muy atractivo es el Paseo de la Virgen. Allí se han ido acumulando restos arquitectónicos que han sido musealizados. Destacamos entre ellos el Humilladero y la Ermita de la Virgen de las Viñas. A las afueras de la ciudad se encuentra el Museo del Tren, en la antigua estación de tren Chelva, donde se exhiben locomotores, vagones y objetos relacionados.

En Sinovas, a unos 3 kilómetros al norte por la antigua carretera general, se puede admirar la Iglesia de San Nicolás de Bari con su portada románica del siglo XIII. Merece la pena llamar a los teléfonos 619022445 o 947 506545 para que lo abran al viajero. Así podrá contemplar el extraordinario artesonado pintado, el retablo y la escalera mudéjar que comunica con el coro.

Imprescindibles

Panorámica de la Plaza Mayor de Aranda de Duero
Plaza Mayor
Dónde dormir en Aranda de Duero
Puente Romano

Datos prácticos

Coordenadas

41º 40’ 17’’ N, 3º 41’ 11’’ W

Distancias

Burgos 85 km, Palencia 91 km, Madrid 165 km.

Aparcamiento

Gratuito en dirección al hospital antes de cruzar el puente, a la izquierda. Aparcamiento de pago subterráneo en los Jardines de Don Diego. Zona verde bajo el arco en “La Plaza de la Vivienda”.

Altitud

805 m.

Habitantes

33257 (2013).

Entre las fiestas que ver en Aranda de Duero destaca la “Bajada del Ángel”, que tiene lugar en Domingo de Resurrección. Ante la iglesia de Santa María, se descuelga un huevo de un globo del que emerge a dos metros del suelo un niño disfrazado de ángel para retirar un velo negro del rostro de la Virgen, poniendo fin a su luto y propiciando el encuentro con el resucitado. Cabe señalar también las fiestas patronales de la Virgen de las Viñas (domingo siguiente al 8 de septiembre, romería, toros y peñas).

Concurso Comarcal de Tapas, Pinchos y Banderillas (abril), Jornadas Agroalimentarias y del Medio Rural (junio), Jornadas Gastronómicas (junio). Cursos de Verano de la Universidad de Burgos.

Alfarería, cuya tradición en la zona puede observarse en el Museo Municipal de Cerámica y en la Escuela de Cerámica. Arte Aranda, Feria de Arte y Artesanía (sábados de julio).

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar