Qué ver en Isla de Cabrera

De enclave militar a paraíso natural

La Isla de Cabrera está situada al sur de la isla de Mallorca. Queda a poco más de una hora de navegación de ella y pertenece a su término municipal. Desde el 29 de abril de 1991 forma parte del Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera. ¿Te animas a descubrir qué ver en Cabrera?

Planifica tu escapada a la isla de Cabrera

Lo que hay que ver en Cabrera está en el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera.  El análisis de los activos naturales de tal entorno posee una página propia. En ella se incluyen también los lugares donde quedarse a dormir y comer en el sur de la isla de Mallorca. Precisamente ese es el punto de partida para la escapada a esta isla.

La fragilidad del ecosistema impone la estricta observancia de la regulación. Esto atañe tanto al comportamiento durante el senderismo como al fondeo de embarcaciones y prácticas submarinas. En todo caso, se busca causar la menor interacción posible con el ecosistema.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de conocer lo que ver en Cabrera, cabe repasar su historia. La isla ha sido aprovechada por las principales civilizaciones mediterráneas de la antigüedad. Fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos pusieron sus pies en la ínsula.

Una carta del papa Gregorio Magno en el 603 indica que hubo en ella un monasterio. Durante los siglos V y VI fue frecuente instalar comunidades eremíticas en islas del Mediterráneo occidental y del Atlántico. Desde 1999, un equipo de arqueólogos del Ayuntamiento de Palma de Mallorca lleva a cabo un proyecto al respecto en la Isla de Cabrera. Dicho trabajo recibe el nombre de “Recuperación, consolidación y musealización del Monasterio bizantino de la Isla de Cabrera”. Su objetivo es conocer cómo fue aquella comunidad de monjes cabrerenses.

Durante la historia de Cabrera en los siglos XIII y XIV, los piratas berberiscos usaban el islote como base. Desde ella atacaron frecuentemente la costa mallorquina. Por ello, en el siglo XIV, se construyó un castillo, hoy declarado Monumento Histórico-Artístico. La liza contra los agresivos saqueadores fue muy dura. Tanto es así que solo en el siglo XVI fue destruido y reconstruido en diez ocasiones. Se cree que la misma roca usada en la entrada del puerto fue la usada para erigir la pequeña fortaleza.

El 22 de julio de 1808, el ejército francés de Andalucía capituló en Bailén y sus 18.000 soldados fueron repartidos de distinta forma. Los oficiales enviados a Francia, 4.000 se recluyeron en las islas Canarias y 13.000 fueron llevados a Cádiz. En poco tiempo las epidemias acabaron con la vida de unos cuatro millares entre estos últimos. Ante el riesgo de contagio al personal de tierra, los cerca de 9.000 supervivientes fueron enviados a la isla de Cabrera.

Los suministros debían de llegar desde Mallorca, pero tempestades y errores logísticos lo evitaron. Esto causó terribles hambrunas y en consecuencia se produjeron toda clase de excesos. Entre los más terribles hay casos de antropofagia y cropofagia. El cautiverio de los 3600 supervivientes terminó en 1814, al firmarse la paz. En su recuerdo se erigió un Monolito en la isla.

A finales del siglo XIX, la isla de Cabrera pasó a ser propiedad privada de la familia Feliu. Esta intentó el cultivo de vid y construyó una bodega, que se utiliza actualmente como Museo. En tal espacio se exponen elementos de etnología y naturaleza junto con los modos de vida de la isla.

qué ver en Cabrera
Monolito

En 1916, el almirantazgo británico denunció al gobierno español señalando que, desde la Isla de Cabrear y Mallorca, el contrabandista Juan March suministraba pertrechos a los submarinos alemanes que operaban con bandera austrohúngara en el Mediterráneo. Esto llevó a su expropiación, por 362.148 pesetas. De esta forma pasó a manos del Ejército, que la empleará como área de práctica de tiro.

En julio de 1936, los escasos militares y habitantes de Cabrera se sumaron al bando golpista. No obstante, la tripulación de un submarino republicano los capturó al poco tiempo y los trasladó a Menorca, donde fueron asesinados. Tras la guerra, la Isla de Cabrera volvió a ser un campo de tiro militar. Los disparos de artillería y las maniobras no acabaron con la extraordinaria preservación de su flora y fauna. Por tal motivo se convirtió en Parque Nacional en 1991.

A continuación tienes todo lo que ver en Cabrera.

A nivel patrimonial hay poco que ver en Cabrera. Sin embargo, lo que hay es de gran interés. El archipiélago de Cabrera está formado por dos islas y 17 islotes, de los que el más importante es la propia isla de Cabrera, la mayor de todas ellas. Le sigue en tamaño la isla Conejera o Conillera.

El Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera puede visitarse en las embarcaciones que parten diariamente de la Colonia de Sant Jordi. Los martes y domingos, también lo hacen de Porto Petro. Para visitas en barcas particulares es necesaria la autorización de la Administración del Parque. El acceso está limitado a una cantidad determinada de embarcaciones al día.

baleares cabrera
Castillo del siglo XIV

Existen yacimientos arqueológicos terrestres y subacuáticos que ver en Cabrera. Uno de ello es el del Castillo del siglo XIV. Su acceso se encuentra en el muelle principal y sigue un camino denominado Sa Platgeta, con una dura subida al final. Tiene una altura de 72 metros sobre el nivel del mar y desde la cumbre se divisa un paisaje realmente espectacular.

Con todo, los restos de mayor importancia que ver en Cabrera son los del Pla de ses Figueres, donde se ha querido localizar el cenobio monacal. Además, en él se han hallado 3 zonas de distinta época.

La Factoría de salazones, la más antigua, cuenta con restos de material cerámico de los siglos V al VII. Más recientes son las Barracas de los prisioneros napoleónicos, de entre los años 1809 y 1814. Por último, queda la Necrópolis Bizantina y el taller de púrpura, del siglo VII d. C.

Uno de los activos naturales más importantes que ver en Cabrera son su flora y fauna. Destacan aves marinas y aves rapaces, a las que hay que añadir el paso de más de 130 especies de aves migratorias. El senderismo permite disfrutar el conjunto especialmente.

Finalmente, esto es todo lo que ver en Cabrera.

Imprescindibles

cabrera faro
Faro de n’Ensiola
ruta cabrera litoral
Ruta por el litoral

Datos prácticos

Coordenadas

39° 9′ 0″ N, 2° 57′ 0″

Distancias

A una hora aprox. de navegación del puerto de Palma de Mallorca.

Aparcamiento

Para atracar con embarcación propia es necesario solicitar un permiso de navegación a la dirección del Parque Nacional.

Altitud

0-172 m.

Habitantes

Deshabitada, únicamente hay un pequeño destacamento militar.

Casa Manolo (en Colonia de Sant Jordi), Port Blau (también en la Colonia de Sant Jordi). Para la isla recomiendan llevar cada uno su propia comida.

Aparthotel Isla de Cabrera (en Colonia Sant Jordi, Mallorca, de donde parten embarcaciones para visitar la isla).


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Estepona sorprende por la variedad de actividades y paisajes que ofrece este municipio de Málaga, Más información
A lo largo de su historia, el territorio español no ha parado de ver surgir Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]En la isla de Gran Canaria, se encuentra el municipio de Santa Lucía de Tirajana, Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]San Bartolomé de Tirajana es el municipio más extenso de la isla de Gran Canaria. Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Aquello que ver en Ingenio destaca por basarse en varios espacios naturales y arquitectónicos de Más información