Que ver en Alcalá de Guadaíra

La Fortaleza del Pan

En una zona cerealista dominada por un cerro fortificado está la villa que surtió de pan a Sevilla durante siglos.

Planifica tu escapada a Alcalá de Guadaíra

El recorrido por los lugares descritos en nuestra sección Qué ver en Alcalá de Guadaira puede ocuparnos media jornada. Para ocupar el resto del día hay tres opciones muy recomendables y conectadas por autovía en los alrededores de Sevilla capital: la histórica Carmona y las típicas localidades de Utrera y Arahal. Como en todos los pueblos de los alrededores de Sevilla, en Alcalá de Guadaira se tapea barato y bien; pero para alojarse mejor elegir entre la gran variedad que ofrecen nuestras páginas de Sevilla capital: los barrios de Santa Cruz y El Arenal y La Macarena y el centro de la ciudad

¿Quieres conocer este sitio?

Hay vestigios romanos, así como de otras civilizaciones previas en la historia de Alcalá de Guadaíra. Los musulmanes la llamaron Al-Kalat Wad Ayra que significa “El Castillo del río de abastos”, en referencia a su papel de suministrador de alimentos a Hispalis. Otra explicación es que Al-Guadaira es el nombre del río, que a su vez proviene de la hija del alcaide del castillo; ésta se enamoró del caballero cristiano Garcí-Maléndez, que vivía con ellos como cautivo, y con él se fugó por la llamada “Puerta de la traición” (de Sevilla), pero fue alcanzada en el río por su prometido –el moro Abul Suleiman– que allí la mató. Su castillo es del periodo almohade (transición del siglo XII al XIII). En 1248, en las operaciones previas al asalto a Sevilla, fue conquistada por el rey Fernando III. En 1280 le fue concedida la carta puebla como villa de Alcalá, dependiente de Sevilla. El rey Pedro I el Cruel encerró al obispo francés Juan de Cardellach en uno de los depósitos subterráneos del castillo, en el hoy llamado Patio de los silos. En 1389, al haber sido asesinado el rey, sacaron al obispo de su prisión, encontrándolo loco.

vista antigua fortaleza alcala guadaira
Antigua vista desde la Fortaleza

La fortaleza fue partidaria de la princesa Isabel en la Guerra Civil Castellana. Por lo que en 1471 fue asaltada por las tropas del marqués de Cádiz, que apoyaban a La Beltraneja frente a Isabel de Castilla. Tres años después, las familias Ponce de León y Guzmán -cabezas locales de los dos bandos enfrentados- llegarían a firmar las “Paces de Marchenilla”, finalizando la guerra. Entre febrero de 1810 y agosto de 1812 el pueblo estuvo ocupado por los franceses. Durante los combates para la liberación falleció el teniente coronel inglés John Scrope Colquitt, que por ser protestante no pudo ser enterrado en el cementerio, cavándose una fosa sobre la que se puso tiempo después una cruz monumental popular en la ciudad. En 1829 el escritor romántico norteamericano Washington Irving visitó la ciudad.

El Puente del Dragón, a la entrada del pueblo sobre el río Guadaira, asemeja al fantástico animal. Conocido como “El Guardián del Castillo”, es obra del ingeniero José Luís Manazanares, autor también del Puente del Cachorro en Sevilla. Cuenta con con 123 metros de longitud, y está recubierto de mosaicos cerámicos como los trencadís de Gaudí.

El principal monumento es el enorme Castillo almohade, construido en torno a los patios de la sima y de los silos, y flanqueado por once torres. Encierra una serie de edificaciones bajomedievales, entre las que destaca el Alcázar Real. Dentro de este conjunto hay que fijar nuestra atención en dos edificaciones: la ya mencionada Puerta de la Traición y la Torre del Homenaje. En los depósitos subterráneos todavía se pueden ver las marcas que el obispo Cardellach realizó durante su cautiverio, con el fin de no perder consciencia del paso del tiempo.

En la zona de Gandul está el Palacio del marquesado de Gandul y la Iglesia de San Juan Evangelista. En la necrópolis de Gandul hay restos de enterramientos humanos del Calcolítico (hace 5.000 años).

De nuevo en el casco urbano, existen una gran cantidad de edificios interesantes, en su mayoría de estilo regionalista y obra del maestro Talavera: el Teatro Municipal Gutiérrez de Alba, la Casa de la Cultura o el Hotel Oromana. De visita obligada, a su vez, son la Casa del Pósito, el Puente de Carlos III y el antiguo Hospital de San Ildefonso (actual Ayuntamiento).

El principal edificio religioso es la Iglesia mudéjar de Santa María del Águila (ss. XIII–XIV) con la torre del campanario separada; en su nave sur conserva un interesante fresco gótico. Una leyenda local explica que, poco después de su reconquista en el siglo XIII, los primeros repobladores vieron como un águila se puso a dar vueltas sobre un lugar donde hallaron una imagen escondida por los godos ante la llegada de los moros, y la llamaron la Virgen del Águila. Cerca se encuentra la gran Iglesia de Santiago el Mayor, remodelada por completo en los siglos XVIII y XIX. En la portada lateral derecha conserva un bello azulejo del siglo XVIII.

Puede resultar estimulante acercarse al bello Convento de Santa Clara, que ofrece la posibilidad de comprar los excelentes dulces elaborados por sus monjas: suspiros, corazones, bocaditos, etc…

iglesia alcala guadaira
Iglesia de Santa María del Águila

En la parte moderna del pueblo -en la acera par de la calle Arahal- hay un pequeño monolito con una Cruz llamada “del inglés”; recuerda el lugar aproximado donde fue enterrado, en 1812, el coronel John Scrope Colquitt que, al ser protestante, no podía descansar en un cementerio católico, y sus restos fueron depositados en lo que antes fue un cruce de caminos.

No podemos abandonar la ciudad sin conocer el rico entorno natural de Oromana, situado a orillas del río Guadaira. Alrededor de 140 hectáreas de zonas verdes con una gran variedad de especies y plantas que hacen de este enclave un lugar idóneo para perderse y disfrutar. Se trata de un espacio natural con amplias zonas recreativas y bellos miradores desde los que contemplar las mejores vistas de la ciudad. En esta ruta encontramos los Molinos harineros que dan fama al lugar; sus orígenes están en la época islámica y disponen de un espacio para almacenar el grano y otro para moler.

A cinco kilómetros de Alcalá, junto a la carretera de Morón, está el Castillo de Marchenilla (s. XV), que fue importante explotación agrícola, donada a Rodrigo Álvarez tras la reconquista. En 1474, en él negociaron las familias Ponce de León y Guzmán “Las Paces de Marchenilla”, con las que se puso fin a la guerra entre los partidarios de La Beltraneja e Isabel de Castilla. En el interior encontramos la capilla de San Isidro Labrador, presidida por la valiosa pintura de la Virgen de Guadalupe.

Alcalá de Guadaira tiene un lugar en la historia el flamenco, pues en ella se creó el cante por soleá -palo del flamenco- de la mano del alcalareño Joaquín el de la Paula. Junto a éste otras figuras locales han dado forma con el paso del tiempo a este cante autóctono. Esta localidad forma parte de la ruta del compás de tres por cuatro y cada verano se realiza un festival flamenco en el recinto del castillo.

Es habitual llevarse a casa, tras una visita al lugar, algunas piezas de su pan, es elaborado desde hace siglos en todas sus formas y tamaños posibles: bollos, teleras, regañás, molletes, cuarterones y medias bobas.

Imagen destacada cedida por ©EMPRESA PÚBLICA PARA LA GESTIÓN DEL TURISMO Y DEPORTE DE ANDALUCÍA

Datos prácticos

Coordenadas

37° 20′ 0″ N, 5° 51′ 0″ W

Distancias

Sevilla 15 km, Madrid 550 km

Aparcamiento

Existen numerosas zonas de aparcamiento de pago.

Altitud

46 m

Habitantes

71 740

Carnaval, Feria (último fin de semana de mayo), Fiestas en honor a Nuestra Señora del Águila (15 de agosto), Romería de San Mateo (21 de septiembre)

Festival Flamenco Joaquín el de la Paula (septiembre)

Dulces elaborados por las monjas del Convento de Santa Clara: bocaditos, corazones y suspiros, Moda Flamenca

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar