El suspiro del moro

Tras entregar las llaves de La Alhambra a los Reyes Católicos, el sultán de Granada Boabdil se encaminó con su familia y vasallos hacia el señorío de las Alpujarras que se le había entregado para que allí viviese como su vasallo y controlara esa inhóspita y agreste parte de la Sierra Nevada. El antiguo sultán Boabdil encabezaba una gran comitiva de familiares, sirvientes y vasallos que -con todas sus pertenencias y unos ataúdes con los restos de sus antepasados- le iban a acompañar en su vida en el exilio.

Durante el trayecto hacia la sierra, a diferencia de algunos de sus acompañantes, Boabdil se abstuvo de mirar hacia la ciudad que abandonaba para siempre.

Pero al llegar a la última altura desde la que se divisa La Alhambra -un sitio situado en el actual municipio de Otura y que es conocido como El Suspiro del Moro– no se pudo resistir a la tentación y se volvió para mirarla. Entonces se puso a llorar desconsoladamente. Su madre, la sultana Aixa, que fue quien conspiró para que alcanzara el poder, le espetó cruelmente a su hijo: “Razón es que llores como mujer, pues no supistes defender tu reino como un hombre”.

Así Boabdil y su familia se retiraron a vivir en su señorío de Laujar de Andarax, en las Alpujarras almerienses. Pero allí no conseguiría alcanzar la paz que tanto ansiaba. Su esposa, la sultana Moraima enfermó y murió (se dijo que de pena). Un año después de la entrega de Granada le vendió el señorío a los Reyes Católicos por la importante cifra de 21.000 castellanos de oro. A continuación acudió al cementerio donde reposaban los restos de sus antepasados y los desenterró de nuevo para llevárselos consigo. Después se dirigió al puerto almeriense de Adra, donde embarcó junto con un millar de sus partidarios hacia Marruecos. A partir de entonces vivirá en Fez. Muere, tiempo después, combatiendo a favor del sultán de Marruecos. Y esta es la historia del suspiro del moro.

Texto de Ignacio Suárez-Zuloaga e ilustraciones de Ximena Maier.

Si te ha gustado esta historia, no te pierdas…

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar