Almendrados sin lactosa

¿Cansado de no poder tomar un postre o algo dulce para merendar por miedo a que contenga lactosa? Muchos de los postres que se elaboran hoy en día contienen leche, por lo que si sufres de intolerancia a la lactosa puede ser agotador dar con uno que no te cause molestias estomacales. ¿Sabías que la intolerancia a la lactosa afecta al 30% de la población en España? Estos datos recogidos por la Fundación Española del Aparato Digestivo ponen de manifiesto la importancia de tener a mano recursos y alimentos que vayan bien a nuestro organismo. ¡Y qué mejor que una buena receta de almendrados sin lactosa!

Con la almendra como ingrediente principal, los almendrados son unas pastas tradicionales de la repostería española. Muy populares en Andalucía y en Castilla-La Mancha, la receta típica de los almendrados no contiene leche, por lo que son unas pastas perfectas para tener siempre a mano. Además de estar buenísimas, son muy fáciles de preparar. ¡Vamos, manos al delantal!

Ingredientes para los almendrados sin lactosa

  • Huevos ( 3 )
  • Azúcar ( 300 gramos )
  • Almendra molida ( 300 gramos )
  • Almendras peladas ( 1 cucharada )

Modo de elaboración

  1. Primero debemos precalentar el horno a 180 grados.
  2. Cascar los huevos en un recipiente ancho y profundo.
  3. Añade el azúcar y bate con las varillas. En el momento en que la mezcla esté espumosa, echa la almendra poco a poco sin dejar de batir. El resultado tiene que ser una mezcla uniforme.
  4. Forra una fuente para el horno con papel vegetal. Coloca en la fuente o bandeja de horno montoncitos pequeños con una tercera parte de la masa. Tienen que estar separados entre sí para que al calentarse y coger forma no se peguen.
  5. Tras esto, con ayuda de una espátula, dar forma redonda y chata a cada montoncito. Coloca una almendra entera en el centro de cada uno.
  6. Ahora toca introducir el resto de la masa en una manga pastelera. Utilizaremos una boquilla gruesa y estriada.
  7. Cubre con la masa de la manga cada montoncito, formando unos rosetones.
  8. Meter en el horno los almendrados durante 10 minutos hasta que estén dorados.
  9. Una vez fuera del horno hay que dejarlos templar para después, con una espátula, despegarlos del papel vegetal. Cuando estén fríos podrás servirlos.

Nuestro consejo: puedes hacer tuya la receta añadiendo zumo de limón o un poco miel. El resultado te sorprenderá.

Texto: María Jesús Colombo

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar