Chinchón / La Semana Santa y La Pasión

En el anochecer del Sábado Santo, Chinchón se transforma en escenario de un Vía Crucis viviente.

En el inicio de la Semana Santa de Chinchón algunos de los pasos custodiados en la Iglesia Parroquial de la Asunción comenzarán a trasladarse, después de la misa, a diferentes iglesias o ermitas.

El Lunes Santo, la imagen de la Verónica, conocida como “La Virgen de los Niños” por ser niños quienes la acompañan, se traslada al Asilo de Ancianos de San José.

El Martes Santo es la Dolorosa, la “Virgen de las mujeres”, quien es acompañada por las vecinas de Chinchón a la iglesia del Convento de la Inmaculada Concepción.

El Miércoles Santo, los jóvenes del pueblo recorren, con la imagen del Cristo atado a la columna, el camino hasta la ermita de Nuestra Señora de la Misericordia.

El Jueves Santo, a las once de la noche, la imagen del Cristo Nazareno con la Cruz a cuestas sale del Convento de la Inmaculada Concepción, en la llamada “Procesión del Silencio”. El paso recorrerá las calles de Chinchón hasta la Iglesia Parroquial. Tradicionalmente el Nazareno iba acompañado sólo por hombres, ya que las mujeres no debían estar en la calle por la noche.

El Viernes Santo, El Cristo de Gracia y el Santo Sepulcro, saldrán en una corta procesión desde la Iglesia parroquial hasta la Plaza Mayor. El primero es acompañado por las autoridades del Ayuntamiento y el segundo por miembros de la Guardia Civil.

El Sábado Santo, al anochecer, se representa La Pasión de Chinchón en diferentes lugares del casco histórico de la localidad. En total son ocho las escenas de La Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo; cinco de ellas tienen lugar en la propia Plaza Mayor y las otras tres en los aledaños.

La Pasión de Chinchón
Jesús entre los ladrones

El inicio lo marca, al atardecer, La Última Cena, representada en un balcón del Ayuntamiento, en la Plaza Mayor. Ya de noche, en la plaza de San Roque, junto a la ermita del patrón del pueblo, se escenifica La Oración de Jesús en el Huerto y el posterior Prendimiento por los romanos. Poncio Pilatos aparece en un balcón de la calle Molinos y seguidamente, en lo alto de la calle, la Primera Caída. En la entrada a la Plaza Mayor, por la Columna de los Franceses, tendrá lugar la Segunda Caída y el episodio de la Verónica que limpia el rostro al Cristo. A continuación en otra entrada a la Plaza Mayor, la Tercera Caída y el Encuentro de Jesús y su madre la Virgen María y, seguidamente, La Crucifixión y Entierro.

El momento más espectacular sea quizá la Resurrección y Ascensión, cuando Jesús asciende por la fachada principal de la Iglesia Parroquial de la Asunción en una impresionante puesta en escena en la que el actor protagonista es izado con una polea en medio de una suelta de palomas entre humo blanco. La escenografía en la Plaza Mayor supone un marco incomparable donde las luces y el sonido acentúan aún más el dramatismo de las escenas.

Este Via Crucis viviente, declarado de Interés Turístico Nacional en 1980, comenzó a representarse en 1963, por iniciativa de D. Luis Lezama, un cura vasco que llegó un día a Chinchón —su pueblo de adopción— como un modo de recuperar los antiguos Autos Sacramentales que allí se representaban. Nada mejor que las propias palabras de Don Luís en el pregón de Semana Santa de 2013 para describir el ambiente que se vive en la localidad:

“Había tal devoción en aquellos años 60 que me impresionaban más los silencios que los cantos. Jóvenes, mayores, niños y grandes hacían piña por sus santos desde el amanecer hasta el anochecer. El pueblo olía a incienso y a leña quemada… Ni una saeta. Ni un gemido…
… Tuve la osadía de haber escrito en varias noches de vela, siendo aún seminarista en Madrid, en febrero del 62, un “vía crucis” para ser representado por los niños de la catequesis si el destino me llevara a un pueblo de la Sierra Madrileña donde fuera…
…Cuando el destino me llevó a Chinchón y recorría sus calles de día y de noche me di cuenta que aquel era el lugar elegido por Dios para manifestar la Pasión. Parecía que había sido escrita para ser allí representada. Geográficamente, su orografía, el carácter de sus edificaciones ancladas en las comisuras de los cerros, tenía las características de la tierra donde Jesús entregó su vida y fue crucificado. Después de aquel primer año han seguido 50 en lo que hemos visto crecer día a día esta apasionada tradición. Sigue siendo un “Viacrucis” que se vive y se siente más que una representación entre bambalinas. Se reza a sus intérpretes como si fueran de verdad. Esto sucede un año tras otro. Mira que han cambiado cosas a nuestro alrededor, pero la Pasión de Chinchón sigue teniendo sus mismas virtudes de popular pasión, nada sofisticada, soportada con el sacrificio de los más jóvenes que se unen a sus mayores para heredar su puesto, su interpretación y sus palabras. Más que una tradición escrita es una tradición oral que hay que vivirla…”

La Pasión de Chinchón
Cristo con la Cruz a cuestas

Son más de 240 vecinos los que colaboran actualmente en esta celebración que ha ido cobrando cada año mayor popularidad. Actualmente se reciben visitantes de buena parte de España.

La Semana Santa es una buena época para visitar la localidad, ya que además muchas de sus iglesias y ermitas, habitualmente cerradas, estarán abiertas y el visitante se sorprenderá con algunas de las joyas que el pueblo encierra, entre ellas, la Asunción de la Virgen, en la Iglesia Parroquial, pintada por Goya en 1812.

El Ayuntamiento de Chinchón ha diseñado una ruta para conocer la ciudad a la vez que se vive la representación de la Pasión y Muerte de Cristo.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar