Elorrio/ Errebombillos

Los Errebombillos protagonizan el peculiar alarde militar que se celebra cada primer domingo de octubre por las calles de la localidad vizcaína de Elorrio

En 1571, la flota cristiana liderada por las galeras de España comandadas por Don Juan de Austria vencían a la turca en la batalla de Lepanto; terminando así con la expansión de la media luna sobre el mar Mediterráneo Occidental. Se cree que en aquella batalla participaron jóvenes de Elorrio; al regresar a casa y divsar su villa natal desde el vecino puerto de Campazar, manifestaron su alegría y anunciaron su llegada con varios disparos al aire.

errebombillos EN VIZCAYA
Antigua imagen de la celebración

El regreso de los combatientes coincidió con la procesión de la Virgen del Rosario, por lo que desde entonces se incorporó la tradición de efectuar salvas de artillería al paso de la imagen. Esta historia, aunque aceptada como verdadera, no puede ser contrastada por documentación que así lo atestigüe. Aún así, cada año los Errebombillos recorren las calles de Elorrio en una procesión que recuerda la batalla de Lepanto y el regreso a casa de los combatientes locales.
Dentro de la tradición vasca de los alardes militares, éste es un caso peculiar. La única compañía que lo compone está formada por entre doce y catorce jóvenes o Errebombillos, que desfilan a las órdenes de un Capitán. El traje que visten se encuentra exento de elementos tradicionales vascos (lo cual es extraño en este tipo de celebraciones). Llevan un frac adornado con un gran corbatón blanco y su cabeza se corona con un sombrero tricornio. La fiesta se encuentra documentada desde 1575, cuatro años después de la batalla de Lepanto, pero no hay razones para creer que no se celebrasen alardes militares con anterioridad por las calles de Elorrio. El desfile comienza a las seis de la mañana. Los Errebombillos, precedidos por una banda de txistularis y dirigidos por el Capitán, recorren las calles de Elorrio realizando una serie de paradas para efectuar salvas de artillería en puntos concretos de la población.

errebombillos disparando salva
Errebombillos disparando salva

La única parada variable es la casa del alcalde de turno. Por la tarde del mismo día tiene lugar la Procesión de la Virgen del Rosario. Los Errebombillos esperan su paso en formación para saludarla con nuevas salvas de artillería. Tras la procesión, todos ellos se dirigen a la plaza Mayor donde bailan unos aurreskus. Los bailes ejecutados son Fandanga, Arin – Arin y Saka Dantza. Tras ellos, se da por concluida la fiesta de los Errebombillos.
Solamente una vez, en 1928 no estuvo compuesta por población local, tal y como nos señala el libro de la Cofradía: “la fiesta del Errebombillo la hicieran los jóvenes foranos veraneantes”. Ahora son veraneantes de toda España los que componen buena parte del creciente público de esta curiosa fiesta.
Es esta una festividad original, curiosa tanto por el tamaño de su alarde, como por su indumentaria. En ella se mezclan elementos de corte religioso, como la Procesión de la Virgen del Rosario, con otros de carácter civil como el propio alarde. Una tradición de más de cuatro siglos de antigüedad que año tras año se repite con fidelidad.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar