Santo Domingo de la Calzada / Fiestas del Santo

Las Fiestas de Santo Domingo de la Calzada emulan la misericordia de su patrón con una sucesión de repartos populares de alimento

Casi imposible encontrar en una fiesta de España una ligazón mas estrecha entre la vida de un santo y la historia de una localidad que la que existe entre Domingo García (1019-1109) —conocido como Santo Domingo de la Calzada— y la localidad riojana que toma su nombre. Inicialmente se trató de un burgo de apenas unas pocas casas alrededor de la que fue su ermita, y que a su muerte era ya una villa de creciente población.

Y todo por la labor del santo para disponer de puentes y caminos empedrados (calzadas, de ahí su nombre) para el uso de los peregrinos que viajaban a Santiago de Compostela; así como de un hospital y un albergue en el que alojarlos y socorrerlos. Y para que su misión en vida no se perdiera a su muerte, Domingo creó una cofradía que —más de 900 años después— sigue prestando servicio a los peregrinos de la ruta jacobea francesa. Esta cofradía se encarga de organizar cada año las fiestas en honor de su fundador, cuyo día grande es el 12 de mayo, fecha de su muerte. El propio santo tuvo ocasión de decidir dónde sería enterrado, en el exterior de un templo dedicado al Salvador y Santa María (cuya construcción inició en persona). Hoy lleva su nombre y fue elevado poco después de su muerte al rango de catedral. Las fiestas están cargadas de simbologías relacionadas con la vida y obras y los milagros atribuidos a Santo Domingo de la Calzada; estos fueron nueve y se reviven en otras tantas tablas pintadas que adornan una pared de la catedral.

Los prolegómenos de las Fiestas de Santo Domingo de la Calzada comienzan el 25 de abril con el denominado Día de la Gaita durante el cual la Cofradía del Santo en pleno recorre la localidad para visitar a las “doncellas” que portarán el Pan del Santo en la procesión del 11 de mayo. Los cofrades llevan una pluma blanca de ave con la que hacen unas pequeñas señales con tinta añil en la cara de las jóvenes. Más tarde, la comitiva se dirige a la Casa de la Cofradía, cuyo Prior pintará a la Doncella Mayor que él designa. Posteriormente se visita el horno panadero designado ese año para bendecir la levadura con que se amasarán los molletes del Santo, así como la bodega que ese año servirá el vino al público en la Cebolleta del 11 de mayo y el Almuerzo del Santo del día 12. El cortejo acaba visitando los carneros que serán sacrificados.

El 1 de mayo es el día señalado para el Reparto del Pan del Santo en las casas de la localidad y de los pueblos de la comarca. Se trata de un mollete, un bollo con escasa levadura, que simboliza el pan que Santo Domingo repartía entre peregrinos y necesitados y que suele conservarse todo el año en los domicilios. Los miembros de la cofradía reparten, con ayuda de las doncellas, unos 6.000 molletes que viajan en cestillos adornados.

Las fiestas de Santo Domingo de la Calzada arrancan el 10 de mayo con el paseo por las calles de los Carneros del Santo, adornados con unos mantos sobre el lomo y otros sobre la cabeza en los que portan unos molletes realizados para la ocasión. Los carneros, a pesar de su destino como principal condimento del Almuerzo del Santo, gozan de un privilegio que se remonta al año 1124 cuando Alfonso I el Batallador puso bajo su protección a los ganados del Santo de modo que podían pastar libremente en todos los prados y montes de su propiedad.

Fiestas de Santo Domingo de la Calzada
Paseo de los Carneros del Santo

Por la tarde se celebra la Procesión de los Ramos en recuerdo de los ramos de encina que se colocaban alrededor del sepulcro del Santo cuando estaba situado fuera de la catedral, para evitar que el ganado profanase su sepultura. La procesión sale del Convento de San Francisco -encabezada por un carro tirado por bueyes, que transporta ramos y leña de encina- y se dirige a la Catedral, donde el Abad bendice el cargamento antes de ser introducido en el interior del templo y colocado alrededor del sepulcro de Santo Domingo. Prosigue el cortejo hasta la Casa de la Cofradía, a cuya puerta se colocan dos ramas de encina y en la que se introduce la leña que dará lumbre para cocer el Almuerzo del Santo. Más tarde, se visita la panadería para pesar y recontar las hogazas de pan que se repartirán los días siguientes.

Las fiestas de Santo Domingo de la Calzada concluyen con la Procesión de la Priora, en la que un representante del horno panadero vestido con traje negro porta un cesto blanco con tul en el que lleva un bollo del Santo.

La Ermita del Puente acoge a temprana hora del día 11 la misa tras la cual, y una vez revisada por el Prior Viejo y el Abad, se procede a abrir al público la Casa de la Cofradía del Santo. Allí se prepara un refrigerio para obsequiar a las doncellas tras una procesión que parte y regresa al local con parada en el Hospital del Santo. Las doncellas visten vestidos o túnicas blancas, portan la Medalla de la Cofradía, y llevan sobre sus cabezas un cesto blanco -adornado con flores, encajes y largo velo de tul- donde se coloca un mollete de pan, símbolo de la caridad del Santo, que se reparte a los acogidos en el Hospital.

Fiestas de Santo Domingo de la Calzada
Doncellas portando el cesto

También desfilan dos carros, uno tirado por bueyes y otro por mulas, portando el primero acelgas, cebollas y pellejos de vino, y el segundo los carneros en canal. Por la tarde, una vez finalizada la procesión cívico-religiosa de La Rueda y las Vísperas Solemnes en la catedral, el abad de la Cofradía bendice los alimentos y se procede al reparto entre la población y visitantes de La Cebolleta, que consiste en cebolleta fresca, pan y vino.

Llega el día grande, el 12 de mayo, festividad de Santo Domingo de Guzmán. Su cofradía amanece temprano con una misa a las 6 de la mañana durante la que se bendice el Almuerzo del Santo, que lleva cocinándose toda la noche y se reparte tras la procesión multitudinaria, de unas tres horas de duración, que con la imagen de Santo Domingo se inicia tras la misa solemne que comienza a las 11 en la catedral. El consistente almuerzo está cocinado con carne de carnero, garbanzos, acelgas, ajetes y tocino adobado, además de cebollas, perejil y otros condimentos. Se completa con el reparto de 60 hogazas de pan de dos kilogramos de peso cada una y cien litros de vino tinto.

Por último, el 13 de mayo, terminado el mandato de los responsables de la cofradía se procede a la Elección del Prior y los cofrades que la gobernarán durante los próximos 365 días y a la entrega de distinciones, concluyendo todo con un nuevo obsequio gastronómico al público. En este caso con queso fresco, pan y vino. Se trata de unas fiestas que están creciendo en popularidad, atrayendo público de toda España.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar