La Semana Santa de Mérida se sustenta en una tradición procesional que está ya documentada en el remoto siglo VI, durante el periodo visigodo. Evidentemente nada tienen que ver dichas procesiones con las actuales, pero resulta de interés. Continuar leyendo