El de la cestería y fibras vegetales en Cataluña es uno de los oficios tradicionales más antiguos que estén documentados. Los medios necesarios para su realización eran relativamente asequibles y, una vez adquirida la pericia necesaria, nada impedía a un artesano en ciernes comenzar a elaborar cestas y de más recipientes propios de las tareas campesinas. Fue este un oficio que también se ejerció como complemento a otras actividades laborales que podían tener cierto carácter de intermitencia. En el caso catalán este fue el caso de músicos y barberos en su mayoría.

Actualmente existen en Cataluña cuatro tipos diferentes de cestería. Nos encontramos así con la cestería de montaña, que emplea sobre todo la madera de castaño; la de costa, aquella que se realiza en palmito y la cestería de mimbre y cañas. Para confeccionar las cestas se utilizan 16 guías y unos giros de cañas en medio de la cesta que adornarán y reforzarán el asa. De este modo, la diversidad de utensilios repartidos por toda la zona es rica y elevada, y otros objetos artesanales con gran demanda de este sector son las alpargatas y las sillas.

Podemos encontrarnos artesanos de la cestería y fibras vegetales en Cataluña en sus talleres y tiendas, repartidos por toda la Comunidad en localidades como Barcelona, Vilanova i la Geltrú, Palafrugell o Torroella de Montgri.

BARCELONA
GIRONA
LLEIDA
TARRAGONA

Imagen: Josep Mercader, Cestería Masclans