Que ver en Ourense – Orense

Que ver en Ourense. La ciudad de burgas y puentes

Esta profunda ciudad gallega cuenta con unos excepcionales manantiales de aguas termales, con una temperatura de entre 64 y 68 grados. El Miño ourensano se trufa con numerosos y bellos puentes. Tampoco faltan interesantes monumentos y museos que ver en Ourense. El espíritu jacobeo vive en la urbe gracias al paso del Camino Mozárabe por Sanabria.

Planifica tu escapada a Ourense

Lo principal que hay que ver en Ourense es el casco histórico y las termas al aire libre. Si se sale temprano y se siguen los horarios de visitas de los edificios puede llevar un día completo. Sin embargo, un solo día impide disfrutar de las distintas aguas termales al aire libre. Estas merecen al menos medio día en traje de baño. Se trata de una excelente opción para una excursión de jornada completa es tomar la carretera OU 540 y dirigirse al parque natural de Baixa Limia Serra dos Xurés. Para disfrutar de un ambiente medieval lo mejor es tomar la autovía A52 hacia el sur hacia Allariz.

Para saber qué se come en la ciudad y dónde reservar ofrecemos las páginas dormir y comer en Ourense.

¿Quieres conocer este sitio?

El origen de Ourense es romano. Pudo ser llamada “La Ciudad del Oro” (Auriense), por la gran abundancia de este metal. Otra hipótesis es que su nombre proviene del latín aquae urente (aguas abrasadoras). La referencia es, por supuesto, a sus fuentes de aguas termales, conocidas como las Burgas, nombre derivado del latín que significa pila.

En el siglo VI, el hijo del rey Teodomiro mejoró en su lepra tras encomendarse a San Martín de Tours. Esto provocó que el monarca se convirtiera al catolicismo y levantara un templo en su honor. De aquel templo quedan unas columnas en la actual Iglesia de Santa María. Desde entonces, ese santo es el patrón de Ourense.

El lugar fue villa de realengo hasta 1122, cuando la esposa del rey Alfonso IX de León se la entregó al obispo. Durante los siguientes cinco siglos, Ourense capital sería gobernada por sus obispos, que a menudo se enfrentaron con las autoridades del ayuntamiento . En el siglo XIII un sobrino del obispo fue muerto por varios sujetos que se refugiaron en el convento franciscano. Al negarse los monjes a entregarlos, los soldados del obispado incendiaron el edificio, siendo capturados y ejecutados los homicidas.

Centro de Ourense en el pasado
Centro de la ciudad de Ourense

En 1386 se presentó en Ourense, con su ejército, el duque de Lancaster, pretendiente a la corona de Castilla. No solo eso, sino que allí se coronó rey y estableció su corte. Sin embargo, durante su estancia se produjo un brote de peste en su ejército, lo cual le obligó a retirarse a Baiona.

En el siglo XV varios nobles fueron “protectores” de Ourense, compartiendo el poder con los obispos. Tal fue el caso del duque de Arjona, el conde de Lemos y el conde de Benavente. A partir de 1628 la autoridad pasó a ser desempeñada exclusivamente por el corregidor y su ayuntamiento. Finalmente, en el siglo XX surgió el grupo galleguista NÓS (en castellano ‘nosotros’) al que pertenecieron los orensanos Vicente Risco, Florentino Cuevillas y Ramón Otero Pedrayo. Este grupo recuperó los signos de identidad del pueblo gallego a través de la literatura.

Ahora corresponde conocer que ver en Ourense capital.

El río Miño parte la ciudad en dos, por lo que pasa lo mismo con lo que ver en Ourense, En la zona al sur del curso fluvial queda el Barrio de A Ponte (del Puente), el casco de época medieval cuyo punto neurálgico es la catedral con sus plazas y monumentos cercanos. También es imprescindible ver en Ourense sus paseos ribereños de varios kilómetros así como los numerosos puentes.

La Catedral de San Martín (mediados del siglo XII-XIII) es el principal monumento religioso que ver en Ourense capital. También es uno de los edificios Románicos más sorprendentes de Galicia. Las razones son que conserva su primitiva estructura fortificada, adscrita al Románico tardío. Las naves tienen bóvedas de crucería sencilla y arcos apuntados que apoyan sobre pilares cruciformes. Sobre el crucero se eleva un espectacular cimborrio gótico (1499 y 1505). Por su parte norte se encuentra la Capilla del Santo Cristo, el principal atractivo que ver en Ourense capital. La imagen gótica del Cristo moribundo en su retablo barroco es uno de los emblemas de la ciudad. En él se produce un curioso milagro, pues parece ser que le crece el cabello hasta los pies, debiendo cortárselo.

En el Museo de la Catedral puede apreciarse el Tesoro de San Rosendo, con ocho curiosas piezas de ajedrez fatimíes del siglo X manufacturadas en cristal de roca. La Catedral de San Martín dispone además de tres hermosas puertas Románicas perfectamente conservadas. La más importante es la gran entrada occidental, conocida como el Pórtico del Paraíso. Esta reproduce de manera sencilla la estructura del Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana aunque sus figuras chocan por conservar su policromía original.

Junto a la Catedral de San Martín se encuentra otro bello lugar que ver en Ourense, la Plaza Mayor. Posee una forma irregular y está formada por soportales y casas de granito, con galerías acristaladas. La excepción es una casa modernista de principios del siglo XX bajo la que se encuentran los restos de la antigua ciudad romana. El primer domingo de cada mes se celebra allí un mercadillo de antigüedades y productos tradicionales.

En la plaza se encuentran el Ayuntamiento (finales del siglo XIX), de formas neoclásicas. También el Palacio Episcopal, antigua edificación romana reformada en estilo románico para sede episcopal que hoy es el Museo Arqueológico. En sus salas se muestran diversos objetos que muestran la evolución de Galicia desde el paleolítico al mundo medieval, destacando la colección de los Guerreiros y la escultura decorativa.

catedral san martin ourense
Catedral de San Martín

Entre la prolífica arquitectura religiosa que ver en Ourense se pueden destacar varios templos. El primero de ellos es la Iglesia de Santa Eufemia, que ocupa otro espacio privilegiado del corazón monumental orensano. Se trata de un enorme templo barroco construido entre los siglos XVII y XVIII. Su nota característica es la gran monumentalidad de la fachada, con la típica estructura de retablo hecho en piedra y a base de un juego de líneas curvas y numerosos entrantes y salientes concebidos para dramatizar los claroscuros. Llama especialmente la atención su asimetría, pues una de las torres laterales quedó sin terminar.

También es importante la Iglesia de Santa María la Madre, en la Plaza Mayor. Construida sobre la primitiva iglesia sueva de San Martín de Tours, conserva varias columnas de aquella. El edificio actual fue levantado en el siglo XVIII en estilo barroco. Uno de sus elementos de mayor interés es su retablo mayor churrigueresco, que alberga la imagen de estilo románico de Santa María.

El tercero de los templos reseñables es el Convento de San Francisco (s. XIV), que tiene una azarosa historia. Fue construido sobre la ruinas de otro anterior del siglo XII, destruido entre 1294-1295 por los secuaces del obispo Pedro Yáñez de Novoa. En 1929, la iglesia fue trasladada piedra a piedra al parque de San Lázaro, corazón comercial de la actual ciudad y no muy alejado del casco antiguo, pero su claustro permaneció en su emplazamiento original, en la parte alta de la ciudad. Este claustro, obra del siglo XIV, tiene planta rectangular con 63 arcos apuntados, 76 columnas dobles (excepto las cuatro primeras y las cuatro últimas, que son únicas y de fuste cuadrilobulado) y 120 capiteles diferentes, con decoración Románica arcaizante vegetal, zoomórfica y antropomórfica. Es considerado como el mejor claustro de su género en Galicia. En él estuvo hasta 2018 el albergue de peregrinos.

Algo alejado del casco monumental está el emblemático y voluminoso Ponte Maior o Puente Romano. Es el más antiguo de los construidos para salvar el río Miño. Su edificación inicial parece remontarse a los tiempos romanos del emperador Augusto. Aunque sufrió importantes reformas a principios del siglo XIII, momento en que se elevó una torre defensiva y los ojos con arcos ojivales. Posteriormente, las reformas de los siglos XVII y XIX alterarían su fisionomía medieval.

Pero uno de los mayores atractivos que ver en Ourense no tiene que ver con las piedras, sino con el agua. Son los Manantiales de As Burgas, fuentes termales que están en el origen de la ciudad desde época romana. Situadas a corta distancia por detrás del Ayuntamiento, el conjunto, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975, se compone de tres fuentes: la Burga de Abaixo (s. XIX), fuente de estilo neoclásico tardío del arquitecto Trillo; la del medio en una explanada centrada por un estanque con dos esculturas, A casa da nube y Calpurnia Abana, y la Burga de Arriba, fuente de estilo popular del s. XVII. En ellas el agua mana a casi 70º de temperatura que nace, según la leyenda, directamente de la imagen del Santo Cristo de la Catedral de Ourense. Aunque, según otro dicho popular, proviene de un volcán asentado en las profundidades de la ciudad.

Algo que siempre hay que ver en Ourense capital son sus termas. La oferta termal orensana se completa con los recientes balnearios de A Chavasqueira, Outariz y Do Miño Tinteiro. Además, tienen partes con visitas gratuitas o a unos precios muy asequibles. Están a la orilla del río, entre la pasarela de Outariz y el ponte Ribeiriño.

A los dos se puede llegar a través de la Ruta de las Termas. Comienza en las Burgas de Arriba, en pleno centro de la ciudad, y pasa por los miradores del Puente del Milenio y del Puente Romano. Baja después a las Termas de Chavasqueira, en la margen derecha del río. Unos 500 metros más adelante se encuentran las fuentes de Tinteiro, recomendadas para las enfermedades de la piel. Finalmente, a 3 km de Tinteiro, está la Burga do Moiño. Se trata de una gran piscina natural de aguas termales. Esta ruta se puede hacer bien a pie, aunque son unos 8 km, o mediante el llamado “tren de las termas”, servicio regular que parte desde la Plaza Mayor y que permite acceder cómodamente a ellas. Los peregrinos pueden aprovechar la salida de la ciudad para verlas.

¿Se nos ha olvidado algún monumento imprescindible que ver en Ourense? Escríbenos y lo incluiremos.

Imprescindibles

ourense ciudad
Iglesia de Santa María la Madre
termas ourense
Termas de Ourense

Datos prácticos

Coordenadas

42° 20′ 11″ N, 7° 51′ 48″ W

Distancias

Santiago de Compostela 102 km, Vigo 94 km, Madrid 501 km.

Aparcamiento

Cercanos al casco antiguo en: Alameda do Concello, Rúa do Paseo 22, Parque das Mercedes, Progreso, Juan XXIII y Avda. De Zamora.

Altitud

148 m.

Habitantes

107 542 (2013)

Principales festividades que ver en Ourense: Los Mayos en honor al Santo Cristo ( el 3 de mayo, el Día Grande). Patronal Romería de los Remedios (8 de septiembre).

He aquí otros eventos que ver en Ourense: El Magosto (11 de noviembre), Entroido (carnaval).

Productos gallegos en: Tenda Santorum, Gran Colmado, Dulcería Couto y Pastelería Dina.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar