San Martín del Castañar

Pueblo sostenible de la Sierra de Francia

Esta antigua localidad episcopal tiene un casco urbano típicamente serrano excelentemente conservado, una singular plaza de toros y una tradición artesana. Todo ello perfectamente integrado en su medio natural.

Planifica tu escapada a San Martín del Castañar

Su histórica plaza de toros y el castillo es lo que siempre hay que ver en San Martín del Castañar. En esta escapada hay muchos lugares donde ir. Muy cerca está la famosa La Alberca —de visita imprescindible— y la menos conocida pero también muy interesante Miranda del Castañar. Bajando hacia el sudeste se puede hacer una excursión de día completo visitando la histórica Béjar y el pueblo de Candelario; en la sierra se puede subir hasta la estación de esquí de Béjar – La Covatilla. San Martín del Castañar está en medio del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, magnífico lugar para el turismo activo durante todo el año. Para elegir donde quedarse en la zona preparamos la página de reservas Dormir y Comer en San Martín del Castañar.

¿Quieres conocer este sitio?

Se ha constatado su ocupación en época romana, pues hay una calzada y un puente de ese periodo. Otro importante vestigio es una estela de piedra en la que está grabada una luna creciente dedicada a la madre (Bolosea, hija de Brevio) del centurión Reburrus; la losa está colocada ahora en el atrio de la iglesia parroquial.

Hacia finales del siglo VI o comienzos del VII fue ocupado por los visigodos como testimonia el poblado de La Legoriza, que era un campamento minero-metalúrgico.

Su denominación de San Martín se debe a los repobladores de origen francés traídos por Raimundo de Borgoña a finales del siglo XI; así como los topónimos Sierra de Francia, Río Francia y los apellidos Gascón Cascón, Barés o Bernal. El añadido “del Castañar” se emplea también en otra población cercana, refiriéndose a la abundancia de estos árboles en la zona; de los cuales se desarrollaron artesanías de cestería que han subsistido hasta la actualidad. Al producirse la repoblación el rey Alfonso IX de León, éste le encomienda la población y defensa de la localidad a la poderosa diócesis de Salamanca. En el siglo XII el obispado debió de empezar a construir la muralla y el castillo de la localidad, protegiendo a los colonos traídos por Raimundo de Borgoña desde allende los Pirineos.

En el siglo XV San Martín cambió de Señor, pasando a depender de la poderosa familia Zúñiga, Señores y luego condes de la vecina Miranda del Castañar. De esa Casa dependerá la localidad hasta la desaparición de los señoríos a comienzos del siglo XIX.

casa antigua san martin castanar
Casa en mal estado ejemplo de arquitectura tradicional

A partir de 1492, un cierto número de judíos conversos, regresados de Portugal y asentados en la Sierra de Francia, dejaron como legado los bordados de sus trajes típicos de serrano y serrana y el baile del ramo en agosto en honor a la Virgen. Alfonso IX de León lo dona al obispo de Salamanca. Una bula papal menciona un monasterio de Sancti Martini a Castanato que demuestra la singularidad de este enclave dentro de la diócesis de Ciudad Rodrigo a la que pertenecen todos los que le rodean.

A finales del siglo XVI la población deseaba liberarse de esa autoridad episcopal y tras diversos avatares pasó a depender de la Corona. Por entonces alcanzó una población importante, cercana los 400 habitantes. En el Catastro de la Ensenada de 1752 se registra ya un notable descenso. No obstante, el Catastro de Madoz de 1845 y el posterior de 1860 registraron su máximo poblacional cercano al millar de habitantes.

Pero a comienzos del siglo XX las emigraciones a Argentina y Panamá para la construcción del Canal merman su población. En los años 60 las zonas industrializadas de Guipúzcoa, Vizcaya y Madrid atrajeron a sus jóvenes emigrantes.

Actualmente es una población agrícola con un importante atractivo turístico; especialmente en verano, atraídos por las fiestas patronales y el campamento arqueológico de La Legoriza.

Su Arquitectura tradicional destaca por los hermosos corredores orientados al sol, para calentarse del frío clima de la mayor parte del año. Se puede apreciar en muchas viviendas el entramado mudéjar y la colocación de escudos de piedra y otros adornos pétreos; la mayor parte de sus casas son de los siglos XV y XVI y conservan sus fachadas originales.

La calle principal se ensancha cuando desemboca en una fuente y se abre hacia un pasadizo que corresponde al antiguo palacio del Señor de la localidad, el obispo de Salamanca, a quien perteneció el pueblo antes de pasar al condado de Miranda.

Al fondo está la Iglesia de San Martín. Se singulariza por su enorme espadaña rectangular y ha sido declarada monumento histórico artístico; conserva del original románico-mudéjar del siglo XIII la portada entre otros elementos, aunque fue muy reformada en los siglos XVI y XVII. Al ser restaurada se liberaron los muros y arcos moriscos de separación de naves del encalado y se remozó el artesonado mudéjar. Entre las obras valiosas que contiene está el Cristo del Miserere del siglo XVI que preside el retablo mayor y la imagen de la Virgen de la Gracia (siglo XVI).

Detrás de la iglesia se encuentran las ruinas del Castillo de San Martín del Castañar construido entre los siglos XII y XIV por la diócesis de Salamanca; conserva dos muros de la torre del homenaje y ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Hacia el siglo XV se convirtió en un palacio fortificado de los condes de Miranda del Castañar. La adaptación a vivienda fue realizada por los condes para su hija, casada con un noble de San Martín.

coso san martin castanar toros
Coso de San Martín del Castañar (considerado el 2º más antiguo de España)

Al lado de las ruinas del castillo está la Plaza de Toros, se trata de un espacio rectangular en el que se construyeron unos graderíos cubiertos y burladeros de piedra que han sido recubiertos de madera para que no se destrocen las astas de los toros. Según sus habitantes, tan peculiar coso es el segundo más antiguo de España (después del de sus vecinos de Miranda del Castañar, y en disputa con la cercana Béjar).

En los bajos de la Plaza Mayor se sitúa un museo etnográfico que explica las tradiciones serranas.

A las afueras de San Martín están las Ermitas del Socorro y del Humilladero. Están situadas en un paraje bucólico con abundante agua. La antigua calzada romana atraviesa el puente romano, desembocando en las ruinas del Convento de Gracia, un antiguo monasterio franciscano que fue abandonado durante la Desamortización del siglo XIX y que en tiempos se afirma que acogió reliquias consideradas auténticas y muy importantes: una espina de la corona de Cristo, un trozo de la cruz, tres pedazos de la vara de Moisés y un mendrugo de pan de la última cena … ¡Increíble!.

Por la carretera SA 220 se accede al cercano pueblo de Sequeros, donde se puede visitar la Iglesia de San Sebastián, de estilo neoclásico; allí coincide la arquitectura popular propia de la zona con caserones de aspecto modernista y otras construcciones del siglo XX. Frente a la iglesia se sitúa el Centro Temático León Felipe, en honor al poeta que vivió de niño en Sequeros; realiza programas educativos en relación con el teatro, la lengua y la tradición oral. En la calle del Teatro se encuentra un pequeño teatro neoclásico rehabilitado para celebrar en él representaciones musicales y teatrales durante todo el año. Por un paseo que rodea la ermita del Humilladero se accede a la Iglesia de Robledo, de origen medieval se identifica por sus grandes contrafuertes. Su interior, muy reformado, está cubierto por un artesonado muy decorado. Un camarín de doble nicho acoge las reliquias de Simón Vela, quien halló la imagen de la Virgen de la Peña y los restos de la Moza Santa o Profetisa Juana, una joven virtuosa de la localidad a la que la leyenda atribuye el anuncio en su lecho de muerte de la Aparición de la Virgen. A la salida del pueblo se encuentra el atractivo Mirador de la Cruz.

Datos prácticos

Coordenadas

40º 31’ 23’’N, 0º 03’ 53’’W

Distancias

Salamanca 72 km, Madrid 285 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

834 m

Habitantes

262 (2013)

Fiesta de la Visitación ( 9 al 12 de agosto, Peñas, conciertos, Misa solemne, bailes de trenzado del ramo con intervención del “Gracioso”, desenjaule de novillos, lidia, verbena, carrera y comida popula), Fiesta de la Virgen del Socorro (21 de noviembre)

En la Panadería Dulcería de la Sierra se pueden encontrar perronillas, hornazos y otros productos de repostería
La Guarnicionería Marcelino Sánchez ofrece los productos tradicionales de cuero que utilizan cazadores y ganaderos en la sierra
Trabajos de madera M. Calzada, Taller de Cerámica San Martín

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar