Que ver en Saldaña

Gran Villa Romana y escenario de la primera corrida de toros.

Saldaña es la cabecera de una amplia merindad en el fértil valle de La Vega-Valdavia. Fue escenario de una batalla que el rey visigodo Leovigildo conmemoró acuñando una moneda con su nombre, también lo fue de una boda Real y de la primera corrida de toros.

Planifica tu escapada a Saldaña

Lo más importante que ver en Saldaña es el yacimiento de la Villa romana de la Olmeda, así como el museo que hay en el pueblo y el casco urbano (pues casi nada queda de su otrora orgulloso castillo). Puede verse éste destino en una mañana. El destino monumental más cercano en el que continuar la escapada puede ser la localidad leones de Sahagún (bajando a la autovía dirigirse hacia el oeste). En nuestra página Dormir y Comer en Saldaña explicamos los platos locales y donde reservar para dormir bien.

¿Quieres conocer este sitio?

Los primeros pobladores celtíberos se asentaron en el alto de La Morterona, sucedidos por los romanos, que lo emplearon de base para sus guerras con Cántabros y Astures desde mediados del siglo II a.C. siendo denominada por ellos Saldania por la abundancia de aguas. A mediados del siglo IV se construyó la villa romana de La Olmeda.

En el siglo VI, en medio de los enfrentamientos entre suevos y visigodos, unos contingentes de cántabros ocupan la fortaleza. Siendo desalojados por el rey visigodo Leovigildo; tan importante le debió de parecer la victoria que acuñó una moneda conmemorativa como “Justo rey de Saldania”. Hacia el 714 sería ocupada por los musulmanes en su camino hacia el norte, siendo conquistada en el 754 por el rey Alfonso I de Asturias; consciente del poderío árabe, éste optaría por recoger a toda la población cristiana y retirarse con ella hacia las montañas, dejando la zona despoblada.

En el siglo IX, los asturianos levantaron de nuevo el castillo empleándolo como atalaya fronteriza. A mediados del siglo X el rey Ramiro II de Asturias convierte la zona en condado, concediéndola al caballero Sancho Díaz; éste se mostrará rebelde frente a su rey, siendo encarcelado en el año 944, al igual que Fernán González. La familia Beni Gómez unifica los condados de Saldaña y de Carrión estableciendo su capital en Saldaña. Esta sería arrasada en el año 995 por el caudillo Almanzor; años después fue reconstruida. Debió de ser para entonces un lugar muy importante pues allí se encontraba al momento de su muerte la reina Urraca de Castilla, en el año 1126.

De la importancia de los condes de Saldaña en aquel momento da idea el hecho de que dos años después (en el 1128) su hijo Alfonso VII de León contrajera allí matrimonio con doña Berenguela de Barcelona. Con este motivo, se celebraron unos grandes festejos documentándose así la primera corrida taurina. La importancia de la merindad de Saldaña fue tal, que por aquellos tiempos gobernaba 193 pueblos y lugares. En el Tratado de Medina de Rioseco (1181) entre los reinos de Castilla y León, para evitar disputas por la merindad de Saldaña se decidió entregar su gobierno al maestre de la Orden de Caballería de Santiago.

En 1452 Saldaña pasó a ser una propiedad de Iñigo López de Mendoza, el célebre escritor y caballero, también conocido por su título de marqués de Santillana. Pasando a incorporarse al ducado del Infantado.

foto antigua saldana
Panorámica antigua de Saldaña

En los siglos XV y XVI la Vega de Saldaña, integrada en la provincia de Toro, experimenta un gran crecimiento trasladándose la población desde el alto al llano. Las provisiones dadas por el duque Diego Hurtado de Mendoza en 1502 favorecen los mercados.

Hoy es rica capital agrícola y ganadea de la Comunidad de Villa y Tierra que agrupa 25 núcleos de la vega del Carrión en una comarca agrícola y ganadera conocida como La Vega-Valdavia con sus mercados semanales aun en auge.

La villa se extiende a uno y otro lado del puente romano, rehecho en el siglo XVI. En un montículo próximo al núcleo urbano se pueden observar los escasos restos de su otrora famoso Castillo del Infantado (los restos más antiguos han sido datados en el siglo XI y la traza actual es la del edificio del siglo XV).

En la paza de España o plaza Nueva se emplaza el Ayuntamiento. En ella se encuentra también la Iglesia de San Miguel, una construcción de ladrillo del siglo XIV reedificada en el siglo XV. El interior se articula en tres amplias naves sobre columnas de piedra. Destaca la sacristía, antigua capilla nobiliaria presidida por un retablo plateresco del siglo XVI atribuido a Gil de Siloé ante un triple sepulcro.

El visitante se encuentra con la herencia medieval de la villa reunida en torno a la Plaza Vieja. Es una plaza castellana porticada de edificios de ladrillo y adobe de entramados vistos y algunos relieves blasonados sostenidos por columnas de madera.

Contigua a ella están las Casonas del marqués de Valdavia. Una gran profusión de escudos y relieves escultóricos adornan con escenas caballerescas sus puertas con arcos de piedra y la fachada de ladrillo. Inmediata a la plaza Vieja se encuentra también la Iglesia de San Pedro que data del siglo XVI. Acoge el Museo Monográfico de la Villa de La Olmeda de visita muy recomendable previa al recorrido del yacimiento. En las salas se conservan piezas de barro, vidrio, cerámica y restos de mosaicos de la antigua villa romana.

mosaico olmeda saldana
Ulises descubre a Aquiles vestido de mujer en un mosaico de la Olmeda

A un kilómetro al norte de la villa se encuentra la Ermita de la Virgen del Valle que el rey Alfonso I construyó en el lugar del campamento donde en el año 754 se encomendó a la virgen para vencer a Jusuf el Fihrita y ganar la villa. Luego fue donada por Alfonso VII al monasterio de Sahagún. Tras pasar por algunas dependencias monacales más se constituyó en 1655 la fundación de la Capellanía de Nuestra Señora del Valle. El templo (en su mayor parte edificado en los siglos XVI y XVII) custodia la patrona de la villa, una imagen gótica, mutilada en el siglo XVII y con añadidos y repintes posteriores.

A unos 6 kilómetros al sur, en el término de Pedrosa de la Vega y sobre el desvío de Gañinas, se encuentra la Villa Romana de La Olmeda. Comprende una mansión del Bajo Imperio (s. III y IV) de planta cuadrada con torres en los ángulos, peristilo y un jardín central rodeado de galerías a las que se abren las distintas habitaciones. Sobresalen los mosaicos que decoran la sala principal con temas de caza y mitología como aquél en que Ulises descubre a Aquiles travestido de mujer en el palacio de Skyros. También conserva termas y necrópolis de época visigoda y medieval. Ha sido objeto de una profunda obra de adecuación a visitas entre 2005 y 2009.

Imprescindibles

Castillo del Infantado
Casona del Marqués de Valdavia

Datos prácticos

Coordenadas

42° 31′ 21.76″ N, 4° 44′ 11.18″ W

Distancias

Palencia 62 km, Madrid 250 km

Aparcamiento

Cerca de la Plaza Vieja con facilidad

Altitud

968m

Habitantes

3132 (2013)

Fiestas patronales en torno a la Virgen del Valle (8 de septiembre, Procesión nocturna de antorchas, romería en el santuario, danzas típicas, toros y banquete colectivo en la Plaza Vieja)

Feria de la Alubia

Fabricación de campanas de metal de la familia Quintana

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar