Costumbres españolas que ya son Patrimonio de la Humanidad

Entre el Patrimonio Cultural Inmaterial de España se encuentran algunas de sus tradiciones o costumbres más arraigadas. La UNESCO no limita el patrimonio cultural a los monumentos o colecciones de objetos. Sino que dedica la categoría Inmaterial a aquellas expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes.  

Entre el Patrimonio Cultural Inmaterial de España encontramos música, comida y fiestas, muchas fiestas: las Fallas de Valencia, la fiesta de los Patios de Córdoba y otras menos conocidas de las que hablaré a continuación.

La dieta mediterránea

En España se come tan bien que todo el mundo lo sabe. Las Naciones Unidas decidieron incluir nuestra dieta entre el Patrimonio Cultural Inmaterial de España. El motivo va más allá de la calidad de la comida, desde la UNESCO señalan que: “La dieta mediterránea no comprende solamente la alimentación, ya que es un elemento cultural que propicia la interacción social.” En 2003 la candidatura fue presentada conjuntamente por España, Italia, Grecia y Marruecos. “Los mediterráneos no nos sentamos a la mesa para comer, sino para comer juntos y disfrutar de la compañía de amigos y familia. Una herencia milenaria que debemos seguir transmitiendo a las generaciones futuras. Es un estilo de vida” declaraban en la candidatura.

El silbo gomero

El silbo gomero es el lenguaje silbado de la isla de La Gomera (Islas Canarias) para comunicarse a través de los barrancos. Es el único lenguaje silbado en el mundo plenamente desarrollado y hablado por una comunidad grande, aproximadamente 22.000 personas. Se enseña en las escuelas desde 1999 para mantener el idioma.  El silbo gomero reemplaza las vocales y consonantes del español por silbidos: dos silbidos diferenciados sustituyen a las cinco vocales; y otros cuatro a las consonantes. Luego hay distintas intensidades y duración del silbido. Cuando se domina se puede transmitir cualquier mensaje. Curioso, ¿verdad?

Tribunales de regantes del Mediterráneo español

costumbres espanolas patrimonio humanidad

Entre el Patrimonio Cultural Inmaterial de España se encuentran desde 2009 los Tribunales de regantes del Mediterráneo español: el Consejo de Hombres Buenos de la Huerta de Murcia y el Tribunal de las Aguas de la Huerta de Valencia. Se trata de una institución jurídica para la gestión del agua. Sus orígenes se remontan a la época de Al Ándalus (siglos IX-XIII). Este Tribunal está compuesto por siete miembros de distintas zonas geográficas que son elegidos democraticamente. Además gozan de una gran autoridad y respeto en la zona.

El flamenco

Guste o no guste, el flamenco es probablemente lo más característico de la cultura española. Y desde el 2010 ya es un arte universal. La declaración del flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial se produjo el 16 de noviembre, fecha que se ha establecido como Día Internacional del Flamenco. Este día se celebran alrededor del mundo distintos espectáculos flamencos, en España se festeja en Jerez de la Frontera.  

Los castells

En 2015 los castells pasaron a formar parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de España y de la Humanidad. Los castells son torres humanas realizadas durante las distintas fiestas en pueblos de Cataluña. Hay mucha tradición respecto a ellos y a veces forman parte del mismo grupo distintas generaciones. Colocándose sucesivamente unos encima de los hombros de los otros, los “castellers” forman torres humanas de seis a diez pisos. La ancha faja con la que se protegen la espalda sirve también de punto de apoyo para los que van trepan hacia los pisos superiores de la torre.

El misterio de Elche

Desde mediados del siglo XV se representa en la basílica Basílica de Santa María y en las calles de la ciudad de Elche, en Valencia, el Misterio de Elche. Se trata de un drama musical sagrado sobre la muerte, la asunción y la coronación de la Virgen. Esta representación teatral completamente cantada se celebra el 14 y 15 de agosto. Consta de varios actos y procesiones. Es un testimonio vivo del teatro religioso medieval y en él participan cerca de 300 voluntarios.

Texto de Paloma Díaz Espiñeira

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar