Tarraco, primera ciudad romana de Hispania

Actualmente la conocemos como Tarragona, pero en el siglo III a. C. fue la gran Tarraco. Esta antigua ciudad romana se convirtió en una de las más importantes ciudades de Hispania durante el Impero Romano. Su magnificencia también maravilla a muchas personas a día de hoy. El Conjunto arqueológico de Tarraco fue declarado en el año 2000 Patrimonio de la Humanidad. Además, es el asentamiento romano más antiguo de la Península Ibérica.

La antigua ciudad de Tarraco merece una ruta por sus puntos más emblemáticos. Un viaje al pasado por el Foro Romano, el Circo y el Anfiteatro con sus vistas al mar. Un paseo por la muralla romana de Tarragona nos transportará por los más de dos mil años de historia con los que cuenta la ciudad. La antigua Tarraco, fundada por los romanos, conserva gran parte de su esplendor. Si observamos con detenimiento, en las piedras de las casas aún podemos encontrar algunas inscripciones en latín y en fenicio.

tarraco
Catedral de Tarragona

El conjunto arqueológico que nos ha dejado Tarraco está formado por grandes ruinas en muy buen estado. Una parada imprescindible es la Muralla Romana, una cerca militar que rodea el casco antiguo. Aunque llegó a alcanzar los 4 kilómetros de largo, conservamos algo más de 1 kilómetro. Se ha convertido en uno de los símbolos más característicos de Tarragona.

Como si fuéramos un habitante de Tarraco y bebiendo de su grandeza, el casco antiguo de la ciudad nos envuelve con su magia. No podemos dejar de ver la Catedral de Tarragona, de estilo gótico temprano. Está situada en la parte más alta de la ciudad.

El centro de la antigua Tarraco

Llegamos hasta el que fue el centro de la actividad de Tarraco, el Foro Romano, que albergaba los edificios administrativos, culturales y religiosos de la ciudad.

tarraco
Pretorio romano

Las ruinas del Circo Romano nos hacen imaginar las tantas y tantas carreras de caballos que se vitoreaban desde sus gradas. Se construyó a finales del siglo I d.C. y se encuentra en el centro urbano de la ciudad. Se cree que esto ayudó a que se haya convertido en uno de los mejor conservados del mundo. Una oportunidad para aprender más sobre la historia de Roma. Bajo tierra tenemos las bóvedas subterráneas del Circo Romano, que sostienen las graderías, perfectas para descubrir Tarraco desde su interior.

tarraco
Anfiteatro romano

La última parada en esta ruta por la gran ciudad romana de Tarraco acaba en el Anfiteatro Romano, otro de los edificios donde tenían lugar los espectáculos de la época. Construido sobre un área funeraria, aquí tenían lugar luchas de gladiadores y de animales, exhibiciones atléticas, cacerías… Para proteger a los espectadores del sol, en ocasiones se tendía una enorme carpa sobre el Anfiteatro. Situado junto al mar, esta ruta acaba con unas bonitas vistas de la costa de Tarragona.

El Puente del Diablo

Ruinas antiguas de España
El Puente del Diablo

A las afueras de Tarragona encontrarás el Puente del Diablo. Se trata de una arquería romana que forma parte del acueducto que, desde el río Francolí, proveía de agua a la ciudad de Tarraco. También es Patrimonio de la Humanidad.


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Decidir cuáles son los pueblos más bonitos de Castilla y León es una tarea ardua, Más información
A lo largo de su historia, el territorio español no ha parado de ver surgir Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cerca del Estrecho de Gibraltar se extiende este municipio famoso por sus espacios naturales y Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Surgida a raíz de la conquista británica de Gibraltar, este municipio gaditano fue creado por Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Parte del término municipal de Chiclana de la Frontera, esta zona ha destacado por muy Más información