“Meal Prep” (o el método de organizar tu menú semanal para la oficina)

¿Eres de los que va siempre con prisas al trabajo? ¿Acabas recurriendo al bocadillo de la cafetería de al lado? ¿O quizás te gastas demasiado dinero en comer fuera todos los días? ¡Que no cunda el pánico! Aquí te explicamos el método de organizar tu menú semanal para la oficina… ¡Bueno, bonito y barato!

El tiempo es oro (y más en los tiempos que corren). Pero nunca podemos olvidar que nuestro cuerpo, es nuestro templo ¡y hay que cuidarlo! Alimentarse de forma saludable trabajando jornada completa puede ser un reto para más de uno. Sin embargo, nada es imposible, solo hace falta un poco de organización.

Organizar tu menú semanal para comer de tápers toda la semana te resultará fácil con estos sencillos pasos:

1. Provisión de tápers

Encontrar tápers de todas las formas y colores es ya una tarea bien sencilla. La idea es hacer fácil, cómodo y apetecible la comida de cada día. Existen tápers organizados en muchos compartimentos que harán de la preparación de tu comida una auténtica obra de arte. Además, con un buen táper, podrás llevarte a la oficina alimentos diferentes sin que se mezclen los sabores.

imagen_lista_compra

2. Planificación: Lluvia de ideas para el menú semanal

Estamos ante uno de los momentos claves del proceso. Organizar tu menú semanal comenzará con planear las comidas diarias. Piensa y anota tus ideas para no repetirte y poder combinar platos variados. No te limites al típico plato de pasta y arroz, arriésgate. Si no tienes imaginación ¡no te asustes! Encontrarás en Internet o en redes sociales como Instagram mil ideas saludables y diversas.

3. Organización y separación de los ingredientes

Cuando llegues de la compra, no caigas en la tentación de meterlo todo en la nevera. Separa las porciones de carne o pescado para congelarlas proporcionalmente. También, dedica tiempo a trocear los vegetales u ordenar bien la despensa. Aunque te lleve un poco de trabajo ¡verás que rápido será cuando te pongas a cocinar!

imagen_verdura_frigorifico

4. Preparación de la comida

Pensarás que es la parte más complicada. Sin embargo, si haces tu plan de comidas a conciencia y dejas todo bien ordenadito ¡será súper fácil! Intenta aprovechar los procesos y cocina los alimentos similares juntos (crudos con crudos, por ejemplo).

5. ¡Y a calentar!

Después de dejar tus platos envasados para toda la semana la rutina será muy sencilla. Ahorrarás tiempo en el proceso y solo tendrás que coger cada mañana tu táper programado. Organizar tu menú semanal será una forma de comer saludable y variado. Comer en el trabajo será sencillo. Abre tu táper ¡y a calentar!

imagen_web_microondas

About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Perder peso es, junto a ahorrar, uno de los propósitos más frecuentes para buena parte Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La dieta mediterránea es considerada por muchos como una valiosa herencia cultural que representa el Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Visualízate en la cocina acabando de preparar el sándwich de tus sueños. El pan está Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Si no puedes evitar las ganas de comer a todas horas, no te preocupes: no Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La cúrcuma, a pesar de contar con una tradición milenaria en lugares como India, China Más información