Segura / Semana Santa

Año tras año, la Semana Santa de Segura transcurre en un marco de solemnidad, religiosidad y folclore único en toda Guipúzcoa

La Semana Santa de Segura es sin duda la más importante de toda la provincia y una de las más relevantes del norte de España. Históricamente, esta fiesta se presenta como una superviviente de una larga tradición procesional que, tras el Concilio Vaticano II, comenzó a desaparecer en Guipúzcoa. Actualmente son pocas las localidades que todavía mantienen viva la costumbre; en la provincia lugares como Azkoitia, Pasaia, Hondarribia y Segura.

Semana Santa de Segura
Penitentes portando a Jesus Nazareno. Foto: Ainara García

En Segura, esta fiesta está documentada desde principios del siglo XVII y constituye por sí misma una gran fuente de atractivo turístico y sentir religioso. Cada año, multitud de visitantes de otras partes de España acuden a la localidad atraídos por las procesiones; aquí se mezclan devotos, turistas y amantes del arte con el fin de contemplar y sumergirse en esta tradición que recorre las calles del casco histórico segurarra en un marco de inigualable belleza y solemnidad. La calidad de esta Semana Santa viene dada en parte por el hecho de que la población local se vuelque en ella año tras año. Más de trescientos vecinos participan en las procesiones y, durante el resto del tiempo, se encargan de mantener y cuidar unas imágenes que destacan por su gran belleza y metódica elaboración. Algunas de ellas datan del siglo XVII y otras como San Juan Evangelista o La Dolorosa forman parte del retablo de la Iglesia Parroquial. Entre los pasos destaca La Cruz, atribuida a Juan Martínez Montañés, una espectacular talla de más de tres metros de altura y doscientos ochenta y siete kilos de peso. Además de los pasos, la Semana Santa de Segura está cargada de todo el imaginario correspondiente: nazarenos, penitentes, ángeles y soldados romanos que rompen el silencio al golpear el suelo con sus lanzas.

Destaca el papel del Arcángel San Miguel, representado por un joven de la localidad ataviado en un vistoso traje del siglo XIX y portando una espada y un escudo. Su papel es muy activo durante la procesión de Viernes Santo. Las procesiones son precedidas por un grupo de txistularis y cuentan en su haber con un coro y una banda de música que, siguiendo a los penitentes, ejecutan varias piezas como la Marcha Fúnebre de Chopin.

Una de los momentos más importantes es la representación del Apresamiento del Cáliz que tiene lugar durante la misa de Jueves Santo. El cáliz, que personifica a Jesús, es trasladado hasta un sagrario donde se encierra bajo llave. Posteriormente, el párroco entrega la llave al alcalde y los vecinos comienzan a velar la reliquia en turnos de media hora. Primero son las mujeres las encargadas de guardarlo, luego los hombre y, finalmente, llega el turno de los soldados romanos, que permanecen como custodios hasta el momento de la liberación al día siguiente, en Viernes Santo.

Semana Santa de Segura
Niños en procesión el Jueves Santo

Segura es la única localidad guipuzcoana que todavía hace procesiones en Jueves Santo. Como detalle, La Dolorosa viste entonces ropajes claros en contra del vestido oscuro, de luto, que portará al día siguiente. El acto principal de Viernes Santo es el Descendimiento de la Cruz. En el interior de la iglesia, dos hombres dirigidos por el párroco ascienden hasta la cruz y, tras liberarle de la corona de espinas, los clavos y la leyenda INRI, descienden a Cristo de la cruz. El Cristo descendido es una de las tallas más antiguas de Segura, además es articulada. Tras mostrarlo al público, este es introducido en el ataúd y cubierto con una sábana dorada. Comienza así la Procesión del Santo Entierro, a la que se une este paso del Sepulcro portado por los cuatro costaleros más altos. Durante el descendimiento hace su aparición el arcángel San Miguel acompañado de un grupo de ángeles para acompañar a los pasos durante su recorrido. San Miguel ejecuta una coreografía a medio camino entre movimientos guerreros y pasos de baile que es transmitida año tras año de forma directa por el representante del santo a su sucesor.

La Semana Santa de Segura no es solamente una superviviente. Es también una importante muestra del sentir devoto y un producto turístico de primera categoría dentro de las actividades festivas que ofrecen Guipúzcoa y el País Vasco.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar