Alcañiz / Semana Santa

Dentro de los municipios que forman la Ruta del Tambor y Bombo turolense, la Semana Santa de Alcañiz es más sobria y majestuosa

La Semana Santa de Alcañiz se celebra a golpe de tambor, nada extraño por parte de un municipio que se incluye dentro de la Asociación Ruta del Tambor y Bombo turolense. Sin embargo hay varios componentes que diferencian los actos de Alcañiz de los del resto de pueblos asociados. En primer lugar, la túnica alcañizana es la única de color azul. En segundo lugar, el bombo no aparece durante ninguna de las procesiones, otorgando el papel de protagonista absoluto al tambor. Para concluir, tampoco se representa en Alcañiz lo que en otras poblaciones es el momento central de la Semana Santa, La Rompida de la Hora.

Semana Santa de Alcañiz
Monumento al tambor. José Gonzalvo, 1968. Alcañiz

Desde Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección tienen lugar procesiones por las calles de la ciudad. En Jueves Santo la Hermandad del Silencio recorre las calles en un callado caminar solo perturbado por el triste y solemne tocar de los tambores. Sábado Santo es el día del Santo Entierro, cuando la procesión es acompañada por diversas figuras como hebreos y soldados romanos que representarán posteriormente el acto de “Sellar el Sepulcro” entre atronadores redobles de tambor. El último día, Domingo de Resurrección, tiene lugar la Procesión de las Palometas en la que la resurrección de Cristo es representada mediante una granada articulada de la que salen volando doce palomas blancas. Este es el único día donde los tambores no aparecen en escena.

El día grande de la Semana Santa en Alcañiz es el Viernes Santo, cuando tiene lugar la Procesión del Pregón. Su origen tiene lugar en 1678, cuando fue instaurada por un fraile de Santa María la Mayor llamado Mateo Pestel. Al principio, el desfile estaba precedido por tres penitentes con trompetas, campanas y timbales; pero posteriormente se fueron añadiendo nuevos instrumentos como carracas, matracas y tambores, que han terminado por ser los grandes protagonistas. La intención es representar el temblor de la tierra que —según San Mateo— acompañó a la agonía de Jesús. En palabras del pintor local Joaquín Escuder en su pregón de Semana Santa, el tambor en Alcañiz es algo “entre festivo, guerrero y luctuoso, representa en su sonido el caos o la confusión del mundo cuando muere El Salvador”

Semana Santa de Alcañiz
Plaza Mayor de Alcañiz

A mediodía, los vecinos de Alcañiz salen de sus casas llevando sus tambores con ellos y, palilleando, se dirigen a la plaza Mayor en espera de que comience la Procesión del Pregón. A la una del mediodía los cofrades, vestidos de azul, se colocan en dos filas paralelas que acompañan a las distintas imágenes por las calles de la ciudad mientras los tambores suenan estrepitosamente. Por la tarde, cuando la noche comienza a despuntar, tiene lugar la Procesión de la Soledad, en la que los pasos iluminados por luz artificial forman un conjunto sobrecogedor junto al sonido de los miles de tambores que parecen simular el estruendo de un terremoto.

La Semana Santa de Alcañiz fue declarada por el Gobierno de España en el año 2005 Fiesta de Interés Turístico Nacional. Su grandeza queda patente en la misma entrada a Alcañiz, donde se encuentra el Monumento al Tambor, del escultor José Gonzalvo.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar