San Sebastián-Donostia / Tamborrada

En su fiesta patronal, la Tamborrada de San Sebastián conforma un desfile de tambores que retumba por todos los rincones de la ciudad

Cada 20 de enero, la ciudad de San Sebastián-Donostia celebra el día de su patrón con una espectacular tamborrada que recorre todos los barrios de la ciudad. El origen de la misma es incierto, si bien es seguro que los antecedentes de la actual celebración pueden rastrearse durante el siglo XIX.

Existen teorías que tratan de explicar el sentido de la fiesta desde una evolución del Carnaval, donde se parodiaban los desfiles y marchas militares. También circulan rumores sobre su gestación alrededor de las dos fuentes públicas de la ciudad (Kanoieta y Koxkas de San Vicente), cerca de las cuales se reunían aguadoras, cocineros y panaderos para abastecer a las tropas y limpiar sus barriles. Sea como fuere, desde 1836 se documenta la tradición de celebrar el día de San Sebastián con una tamborrada que recorría de madrugada las calles de la ciudad.

tamborrada san sebastian pais vasco
Tamborileros, 1964

Desde entonces la fiesta no ha hecho más que crecer incrementando año tras año el número de tamborradas participantes y la espectacularidad del evento. Desde la única tamborrada que participaba en la fiesta en sus orígenes a las noventa y cinco que desfilan actualmente, muchos han sido los cambios introducidos en la fiesta.

Uno de los más relevantes es la aparición en 1861 de la Marcha de San Sebastián, himno de la ciudad, compuesta por el maestro Raimundo Sarriegui con letra original en euskera de Serafín Baroja, padre de Pío Baroja.

Existen siete zonas bien diferenciadas por las que las tamborradas desfilan, y a cada una de esas zonas corresponden una serie de tamborradas determinadas. Así, durante todo el día la ciudad entera se ve inundada de vistosos desfiles, música festiva y golpes del tambor, barril y  herrada por todos sus barrios y calles. Cada tamborrada está compuesta por tamborreros, cocineros, aguadoras, cantineras, gastadores y abanderados. Todos representan su papel, ya sea éste el de interpretar las melodías, dirigir a los músicos, animar a la concurrencia o abrir el desfile. Además del traje tradicional de cocinero, los uniformes de las tamborradas son réplicas de los utilizados por los Tercios de Guipúzcoa durante la Guerra de la Independencia. Concretamente pertenecen al reglamento de 1830. El aumento del número de tamborradas ha obligado recientemente a echar mano de uniformes de otros ejércitos y otras épocas, aunque manteniendo siempre una lógica interna en la indumentaria del ejército de España.

Durante el día de San Sebastián, también se otorgan y se entregan los premios honoríficos de la ciudad, el Tambor de Oro y las cinco Medallas al Mérito Ciudadano.La fiesta comienza durante la tarde del día 19, cuando ya suenan tamborradas por algunos barrios de la ciudad. A medianoche tiene lugar la Izada de Bandera en la plaza de la Constitución.

Durante este acto, que da comienzo oficial a la fiesta, la Sociedad Gaztelubide interpreta la Marcha de San Sebastián junto a representantes voluntarios de otras tamborradas. Tras ella sonarán otras piezas clásicas del repertorio de Sarriegui como Tatiago, Iriyarena, Retreta, Diana o Caballería de Viejas. Estas piezas no dejarán de oírse durante las siguientes veinticuatro horas por todo San Sebastián.

tamborrada san sebastian
Desfile tradicional de la tamborrada

Durante la mañana del día 20 tiene lugar uno de los actos más esperados de la fiesta: la Tamborrada Infantil, en la que desfilan más de cincuenta compañías desde la incorporación de los colegios a la misma en 1961. Previamente se habrá elegido al Tambor Mayor, al General, a la Bella Easo y a otras figuras representativas.

Por la tarde, los barrios donostiarras se llenan de desfiles y ambiente festivo. Las tamborradas recorren la ciudad alegrando sus calles al son de los redobles de tambores y barriles. Algunos cocineros, ataviados con gigantescos tenedores, cucharas y cuchillos, animan a los asistentes a cantar la Marcha de San Sebastián. La jornada discurre así hasta medianoche, momento en que tiene lugar la Arriada de Bandera, de nuevo en la plaza de la Constitución. En esta ocasión es la Sociedad Unión Artesana, la más antigua de la ciudad, la encargada de interpretar las piezas que darán por finalizada un año más la fiesta patronal de San Sebastián.

Y así, tras un día repleto de animación y fiesta en el que toda la población donostiarra sale a la calle a celebrar su día grande, la ciudad descansa esperando escuchar de nuevo la Marcha de San Sebastián el próximo 20 de enero. Por todas estas razones atrae a numeroso público procedente de toda España.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar