Según la tradición escrita un ladrón que fue sorprendido hurtando siete peras en Graus fue condenado a colgar de un palo durante las fiestas patronales. Se trataba de que así pudiese verlas pero sin participar en ellas. Esta es la historia...Continuar leyendo