La mejor arquitectura vanguardista de Euskadi

Euskadi siempre ha sido ejemplo de modernidad y progreso, prueba de ello son algunos de los edificios que lo adornan. En cada una de las tres provincias encontramos construcciones que en su momento fueron el no va más de la arquitectura.

Empezamos esta ruta por la arquitectura vanguardista de Euskadi por Bizkaia. En esta provincia se encuentra Bilbao, una de las ciudades más cosmopolita de España. No sólo destaca el Museo Guggenheim como ejemplo claro de esta nueva arquitectura, sino que el propio metro de Bilbao se ha convertido en vanguardia en sí misma. Los accesos al suburbano reciben el nombre de Fosterinos por ser obra del arquitecto británico Norman Foster. Entre los años 1988 y 1995 diseñó las estaciones y quiso darle a la ciudad un espacio creativo y moderno.

estaciones de bilbao
Un fosterino en Bilbao

Los Fosterinos son marquesinas acristaladas con forma de tubos orgánicos. Con sensación de movimiento, los túneles inclinados, formados por acero, vidrio y cristal semitransparente, te introducen en el interior de las estaciones.  La línea de metro tiene forma de Y y recorre las dos orillas de la ciudad. 

A unos 15 kilómetros de Bilbao, en Ortuella, la antigua zona minera de Bizkaia, encontramos la Nueva Casa de la Cultura. El edificio pretende rescatar la memoria de este pasado minero en extinción. La cubierta oxidada de acero hace pensar que todo el conjunto siempre estuvo ahí.

arquitectura vanguardista de Euskadi
Nueva Casa de la Cultura de Ortuella

También encontramos ejemplos de la arquitectura vanguardista de Euskadi en Gipuzkoa. En esta provincia y a pocos kilómetros de Oñati, siguiendo una tortuosa carretera que sube la montaña, se encuentra el Santuario de Arantzazu. Es considerado el ‘santuario del arte contemporáneo’ por las formas arquitectónicas vanguardistas y sus imponentes fachadas, esculturas y puertas.

pueblos escondidos en las montañas vascas
Santuario de Arantzazu

En la ciudad de Donostia, en la parte izquierda del puerto -como si de un barco varado se tratase- pueden contemplarse las impactantes formas modernistas del Real Club Náutico de San Sebastián, edificio de estilo racionalista pionero en el mundo. En el lado opuesto se encuentra el Aquarium de San Sebastián uno de los más importantes de Europa y visita ‘obligada’.

Desde 2001, la nueva sede del Centro Superior de Música del País Vasco (Musikene) decora la plaza de Europa. Destaca la perfecta integración del edificio con el entorno, además de aprovechar todo el espacio posible y la mayor cantidad de luz natural posible. También encontramos en Donostia el edificio del Basque Culinary Center, cuya forma recuerda a la de unos platos apilados.   

arquitectura vanguardista de Euskadi
Musikene en Donostia-San Sebastián

Por último, nos adentramos en el interior para descubrir la mejor arquitectura vanguardista de Euskadi. Llegamos hasta Araba-Álava y en concreto a la ciudad de Vitoria-Gasteiz. Aquí hay tres iglesias de estilo moderno. Entre los años 1957 y 1960 se construyó la Iglesia de Nuestra Señora de la Coronación, diseñada por el arquitecto, urbanista y pintor español Miguel Fisac. El proyecto de este templo responde fundamentalmente a dos puntos básicos que preocupaban al arquitecto: el tratamiento de la luz y la ubicación de los fieles en la iglesia. La siguiente es la Iglesia de Santa María de los Ángeles obra del arquitecto Javier Carvajal, los materiales son vigas de hierro en homenaje a las forjas alavesas, el ladrillo, la pizarra de la cubierta y el hormigón, poco empleados con anterioridad en edificios religioso. Y, por último, la Iglesia de San Francisco del arquitecto Luis Peña Ganchegui.

arquitectura vanguardista de Euskadi
Edificio E80 en el Parque Miñano

También, desde 2011 el Parque Tecnológico de Miñano (Álava) cuenta con el denominado edificio E8, destinado a la implantación de empresas innovadoras con actividades en sectores emergentes y de última generación. Por último, otro ejemplo de la mejor arquitectura vanguardista de Euskadi es el edificio de la Caja Vital Kutxa. Su diseño quiere potenciar la filosofía vital de Vitoria-Gasteiz. La planta simula un cromosoma y la fachada el código genético. Fue diseñado por Javier Mozas y Eduardo Aguirre.

arquitectura vanguardista de Euskadi
Edificio de la Caja Vital Kutxabank

Texto: Paloma Díaz Espiñeira

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar