fbpx

Escapadas más bonitas en los alrededores de Alicante

alrededores de alicante

En la segunda ciudad más poblada de la Comunidad Valenciana hay muchos planes que hacer, encabezados por la visita al castillo que corona la ciudad: el de Santa Bárbara.  Pero, para quien quiera aprovechar el viaje o para quien viva allí, hay, además, muchas otras opciones en los alrededores de Alicante, a menos de dos horas. Desde visitas a pueblos de la Costa Brava hasta pueblos de montaña con vistas alucinantes.

Ruta por los alrededores de Alicante

Calpe: 50 minutos

calpe
Peñón de Ifach, Calpe. | Shutterstock

Calpe es uno de los lugares de los alrededores de Alicante más visitados y se encuentra a apenas 50 minutos en coche de la ciudad. Su imprescindible es el Peñón de Ifach, que se ve en todas las postales de este destino. Se puede hacer una ruta senderista que sube a esta montaña calcárea después de atravesarla por un túnel.

También merece la pena dedicarle un buen rato a su casco antiguo, donde destacan la calle Puchalt, la calle Gabriel Miró, la plaza de la Villa, el Torreón de la Peça, la muralla exterior y la ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Por último, también es recomendable visitar las Salinas de Calpe, una antigua laguna salada que se dedicaba a la producción de sal.

Altea: 45 minutos

alrededores de alicante
Altea. | Shutterstock

A solo 45 minutos en coche de la capital, Altea es uno de las localidades más bonitas que hay en los alrededores de Alicante, ya que en ella predominan las casas blancas y los tejados azules que tanto encanto aportan. Algunos de los puntos más interesantes de este enclave son la iglesia de la Virgen del Consuelo, la plaza de la Iglesia y el mirador de los Cronistas.

También te puede interesar  Los mejores lagos para darse un chapuzón en España

Otros lugares que protagonizan las fotos de los viajeros son la calle San Miguel, el Portal Vell y su mirador, el Portal Nou y la Casa Cervantes. Además, se puede terminar la visita caminando por el paseo marítimo o por las playas Roda y Cap Blanc.

Denia: 1 hora

denia
Puerto de Denia. | Shutterstock

Una hora en coche es el tiempo que separa a Denia de la capital alicantina, así que es una escapada ideal para pasar el día. Los lugares que nadie se puede perder son la calle Marqués de Campo, el Museo del Juguete, la Lonja del Pescado y el puerto.

Además, también son imprescindibles las visitas al barrio de Pescadores, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Museo Etnológico, el castillo de Denia y la calle Loreto. Asimismo, en sus alrededores se puede ir a las calas rocosas de Les Rotes, el Parque Natural del Montgó y las pedanías de la Xara y Jesús Pobre.

Elche: 30 minutos

elche
Elche. | Shutterstock

La ciudad de Elche, a 27 kilómetros de Alicante, se caracteriza por conjuntar construcciones de diferentes épocas y estilos arquitectónicos entre sí. Entre sus monumentos más visitados se encuentran la Basílica de Santa María de Elche, el Palacio de Altamira y el Palmeral de Elche.

También suelen llamar la atención de los viajeros el Jardín Huerto del Cura, el Museo Arqueológico y de Historia de Elche y la plaza de las Chimeneas. Además, justo enfrente, a 8 kilómetros, se encuentra la Isla de Tabarca, que es Bien de Interés Cultural, Conjunto Histórico-Artístico, Reserva Marina del Mediterráneo y Zona de Especial Protección para las Aves.

Jávea: 1 hora y 10 minutos

Jávea
Jávea. | Shutterstock

El municipio de Jávea es otra de las escapadas imprescindibles que hacer en los alrededores de Alicante, concretamente a 85 kilómetros de la misma. Algunos de los lugares de interés de este destino son el ayuntamiento de Jávea, la Iglesia-Fortaleza de San Bartolomé, el Mercado de Abastos y la ermita del Santo Cristo del Calvario, que cuenta con una cúpula de teja azul vidriada muy característica.

También te puede interesar  Las playas con bandera azul más bonitas de España

Si se tiene más tiempo, es recomendable visitar la ermita de Santa Lucía y el Riurau d’Arnauda, que es un edificio porticado y ventilado donde se guardaba la uva pasa por la noche o en días de lluvia para evitar que el proceso de deshidratación se echara a perder. El resto de los lugares de interés en Jávea son la muralla medieval, el Convento de las Agustinas Descalzas, Ca Lambert y el Museo Arqueológico y Etnográfico Soler Blasco.

Guadalest: 1 hora

Guadalest
Guadalest. | Shutterstock

Sin duda, uno de los pueblos más bonitos de España es Guadalest. Se encuentra a solo una hora en coche de Alicante y está rodeado de montañas, enclavado en la comarca de la Marina Baja, de la que se pueden obtener unas excelentes vistas. Algunos de los lugares más interesantes son la Casa Orduña, el castillo de San José, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y una prisión del siglo XII.

Asimismo, también destacan los numerosos museos de Guadalest. Entre ellos se encuentran el etnográfico, el de torturas medievales, el de vehículos históricos, el de saleros y pimenteros y el de belenes.

Moraira: 1 hora

Moraira
Moraira. | Shutterstock

Volviendo a la costa, Moraira es uno de los pueblos más bonitos de la Comunidad Valenciana. Además, Calpe se encuentra a solo 13 kilómetros, así que ambos destinos se podrían visitar el mismo día.

Uno de los principales atractivos de Moraira son sus calas, entre las que destacan Cap Blanc, cala de la Galera, cala de l’Andragó, cala del Portixolet y cala Llebeig. Hablando de un turismo más cultural, destacan el castillo de Moraira, su puerto, el casco antiguo y la Torre del Cap d’Or.

También te puede interesar  El increíble castillo sobre un peñasco en pleno parque natural

Novelda: 30 minutos

Santuario de Santa María Magdalena
Santuario de Santa María Magdalena, conocido como la pequeña Sagrada Familia. | Shutterstock

Para terminar, a tan solo media hora en coche, se sitúa Novelda, una de las escapadas imprescindibles en los alrededores de Alicante. Su monumento estrella es el Santuario de Santa María Magdalena, que recuerda mucho a la Sagrada Familia de Barcelona y que se encuentra a tan solo tres kilómetros del pueblo. Además, en el núcleo urbano de la localidad también se pueden visitar la Casa-Museo Modernista, el edificio del Casal Fester, la Iglesia de San Pedro, el ayuntamiento de Novelda y el casino.