La sopa moruna de Almería está directamente relacionada con la tradicional sopa marroquí harira. Típica del Valle del Almanzora en Almería, su origen radica sin duda en la gran presencia de la cultura musulmana en la zona, cuyos lazos y vestigios pueden aun verse en recetas como esta y en monumentos como la bella Alcazaba de Almería. 

Esta receta es deliciosa y muy aromática, ya que algunas especias como la cúrcuma y el jengibre, así como el cilantro, el limón y el tomate crean una mezcla de sabores muy interesante. También hay que tener en cuenta que los garbanzos y las lentejas que lleva, así como el cordero, hacen de esta sopa un plato muy completo.

Ingredientes para 8 personas

400 g de carne de cordero

100 g de garbanzos cocidos

100 g de lentejas cocidas

75 g de fideos

700 g de tomate triturado

1 cucharada de concentrado de tomate

3 ramas de apio

2 cebollas

4 dientes de ajo

1 limón

1 litro de caldo de pollo

1 cucharadita de canela

1 cucharadita de pimentón dulce o picante

1 cucharadita de cúrcuma

1 cucharadita de jengibre en polvo

1 cucharadita de pimienta molida

1 cucharadita de azúcar

½ cucharadita de comino

Hebras de azafrán al gusto

2 cucharadas de cilantro picado

2 cucharadas de perejil picado 

Aceite de oliva

Sal

Plato de sopa moruna. | Shutterstock

Plato de sopa moruna. | Shutterstock

Preparación de la sopa moruna

  1. Para preparar la sopa moruna, picar en primer lugar el cordero en cubos pequeños. Salar y añadir en una cacerola con un buen chorro caliente a temperatura muy fuerte. Saltear hasta que se dore.
  2. Una vez que la carne esté dorada, añadir la cebolla muy picada y el ajo para dejarlos sofreír. Seguidamente, añadir el tomate triturado y el tomate concentrado. Dejar cocinar todo durante aproximadamente 15 minutos.
  3. Tras acabar, echar el apio finamente picado así como el cilantro y el perejil recién picados también. Toda la mezcla debe de estar bien cocinada y con los sabores bien concentrados.
  4. Añadir el caldo de pollo, las especias, la sal, el azúcar y el limón. Dejar cocinar todo a fuego medio-alto durante 1 hora. Probar de sazón una vez transcurrido el tiempo y rectificar si es necesario, sobre todo si está demasiado ácido, para lo que deberá añadirse un poco más de azúcar. Aun así hay que tener en cuenta que una ligera acidez es una de las señas de identidad de este plato.
  5. Pasado el tiempo de la cocción, añadir las legumbres cocidas y dejar cocinar 10 minutos para que se integren bien. Por último añadir los fideos para que cuezan durante 3 minutos más si son finos.
  6. ¡Y ya está lista la sopa moruna! No queda más que servir con cilantro y perejil picados por encima antes de comer. Un plato reconfortante y con todos los ingredientes necesarios para alimentar el cuerpo y la mente.