Vuelo en globo en Segovia

Mucho tiempo ha pasado desde que en 1783 los hermanos Montgolfiere hiciesen en los jardines de Versalles su primera demostración pública de vuelo en lo que ahora conocemos como globo aerostático. Los pasajeros de ese vuelo pionero fueron una oveja, un pato y un gallo que alcanzaron una altura de 25 metros sobre el nivel del suelo y, comprobada la seguridad del invento, cedieron su puesto a tripulación humana en futuras expediciones. Desde este lejano episodio, los vuelos en globo aerostático han sido perfeccionados con el paso de los siglos hasta llegar a convertirse en una auténtica experiencia de turismo activo apta para todas las edades. España es un país que cuenta con múltiples espacios aptos para disfrutar a bordo de un globo aerostático y, entre todas ellas, la ciudad de Segovia destaca especialmente por contar con unas condiciones que la convierten probablemente en la mejor zona de vuelo del centro del país. Así, un vuelo en globo en Segovia se convierte siempre en una experiencia inigualable que nadie debería pasar de largo en su visita a la ciudad.

Por norma general, la experiencia comienza a primera hora de la mañana, cuando el viento está más calmado y las condiciones atmosféricas son más estables. De esta manera, no resulta extraño observar como durante las primeras horas de luz los cielos de los alrededores de la ciudad se ven cubiertos por las coloridas lonas de varios globos aerostáticos en su despegue. Conforme el globo gana altura, la ciudad comienza a hacerse más pequeña y así podemos disfrutar de toda su belleza desde un punto de vista inédito y sumamente interesante; desde luego, ver la catedral, el acueducto o el alcázar desde el aire es una de las mayores gratificaciones que puede darnos el vuelo en globo en Segovia. A continuación, el globo se aleja de la ciudad y podemos ver el perfil de la sierra de Guadarrama, siempre presente como telón de fondo en nuestro trayecto. El resto del viaje se convierte a partir de entonces en una estimulante andadura por los aires que nos permite impregnarnos del agradable ambiente de la mañana segoviana, ajeno de ruidos y siempre cerca de la primera luz del día.

Pero volar en un globo aerostático por los alrededores de Segovia no se reduce exclusivamente al mero hecho de surcar los cielos de la provincia. Esta experiencia implica un ritual que comienza con el hinchado del globo y concluye con el tradicional brindis con cava o champagne que, desde finales del siglo XVIII, da por terminado de manera oficial cualquier vuelo en globo. Entre medias, los pasajeros aprenden los fundamentos básicos del funcionamiento de estos artilugios y pueden obtener su propio diploma que certifica su bautismo en esta actividad; en ocasiones, además, el vuelo puede terminar con un almuerzo en la zona de aterrizaje o en algún restaurante de las proximidades.

El vuelo en globo aerostático es una de las actividades más demandadas en Segovia y, como tal, son muchas las empresas locales y de otros municipios que ofertan sus servicios en la zona. Algunas de las más recomendables son Cirros, Globos Boreal, Aerodifusión, Volarenglobo.es, Aerotours, Siempre en las Nubes, Eolo Fly o Viento Zero; todas ellas comandadas por personal acreditado que garantiza una máxima seguridad y una experiencia que sin duda no dejará a nadie indiferente.

Imagen principal cedida por Aerodifusión

About the author

Relacionados

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar