Barranquismo en Huesca ¡Diviértete!

Tanto por su clima y los niveles de sus aguas como por su propia orografía, Huesca atesora la mayor cantidad de cañones y barrancos de España. De esta manera, la provincia es considerada como un referente en la práctica del barranquismo; pero no solo a nivel nacional, pues no son pocos los visitantes extranjeros que se dejan caer por aquí año tras año para disfrutar de una actividad deportiva que se ha convertido, además, en una de las más demandadas de entre todas las que en estas tierras se practican.

El barranquismo es, en esencia, una actividad que consiste en recorrer tramos de ríos y barrancos nadando por sus pozas, saltando a través de sus cascadas, deslizándose sobre toboganes naturales o explorando galerías subterráneas inundadas. Las montañas oscenses se encuentran surcadas por ríos que año tras año recogen las aguas del deshielo y, en su época de máximo caudal, recorren los valles y sierras de la provincia excavando en sus rocas los magníficos cañones que son el escenario principal de este deporte de naturaleza. El barranquismo permite descubrir de primera mano rincones naturales que, de otra manera, permanecerían prácticamente inaccesibles. Se trata de una actividad divertida y técnica a partes iguales que requiere siempre la presencia de un guía especializado así como una vestimenta adecuada para la ocasión.

De entre todas las zonas aptas para la práctica del barranquismo en Huesca, la sierra de Guara es la más popular. Con tan solo unos 50 kilómetros cuadrados de extensión, este espacio natural atesora cerca de 200 barrancos diferentes que hacen de él la mayor concentración de cañones en Europa. Así, en su territorio es posible encontrar desde barrancos de nivel bajo aptos para la iniciación como Barrasil o Mascún Inferior hasta otros de carga técnica superior como Formiga, Vero, Gorgas Negras, Mascún Superior o Portiacho. El centro de este espacio es la bella localidad de Alquézar, lugar donde puede recurrirse a los servicios de varias empresas especializadas en barranquismo .

Más al norte, ya en plena cordillera de los Pirineos, existen otras zonas que también cuentan con las condiciones orográficas necesarias para el descenso de barrancos. Cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y de algunas localidades como TorlaEscalona o Broto, los ríos Ara y Cinca han sido los encargados de tallar con sus aguas un espacio abrupto en el que se suceden algunos cañones de especial interés como Escuain, Las Gloces, Viandico, Miraval o Furco.

Por último, el extremo oriental del Pirineo aragonés tiene en el valle de Benasque otro punto caliente para la práctica del barranquismo gracias a las aguas de deshielo provenientes de los múltiples picos de más de 3.000 metros que alberga el Parque Natural de Posets Maladeta. L’Aigüeta de Barbarruens, Liri, Rinero o Literola son los nombres de algunos famosos cañones de esta zona, espacios que deben recorrerse buscando las empresas adecuadas.

La provincia de Huesca es, en definitiva, el escenario perfecto para la práctica del barranquismo en España. Un lugar donde encontrar una elevadísima concentración de cañones que permiten su descenso a todos los niveles, desde aquellos que quieran iniciarse en esta actividad hasta los que busquen perfeccionar su técnica.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar