fbpx

Galdós y Madrid, Madrid y Galdós

Estatua de Galdós en el parque del Retiro

La ciudad de Madrid nunca se involucró por completo con el movimiento romántico. A pesar de que José Zorrilla, ayudado por su Don Juan Tenorio, sí logró ser, entre el público, un dramaturgo apreciado. Pero los excesos de su fundamento, la elección de los temas sobre los que se construían las historias y las formas de los espectáculos teatrales provocaron que, con contadas excepciones, el romanticismo cayera pronto en el olvido. Uno de los principios sobre los que se asentaba esta corriente era la distancia con la sociedad en la que se movían los autores. Esa distancia siempre existió, y se llevó a la práctica. Terminó por condenar al movimiento romántico a un lugar secundario en este siglo XIX. Perteneció, en sus inicios, al neoclasicismo, y en sus últimos años, al realismo. Y en Madrid, a Galdós.

 

Hazte premium

y sigue leyendo

PLAN MENSUAL

1.99€/mes

PLAN TRIMESTRAL

4.99€/trimestre

PLAN ANUAL

17.99€/año

Disfruta de los mejores reportajes, series y entrevistas

¡SIN COMPROMISO!

También te puede interesar  Los paisajes de primavera más bellos para ver la floración en España