Pan de Cruz de Ciudad Real

Los cereales han constituido a lo largo de la historia la base de la alimentación de todas las civilizaciones. El pan como derivado de los cereales fue descubierto de forma accidental probablemente en la época Neolítica. Como los cereales no pueden ser digeridos por sí solos, se trituraban y mezclados con agua formaban una papilla que olvidada en una especie de olla dio una torta granulada y seca.

Desde esas tortas al pan que actualmente conocemos su evolución ha ido paralela al desarrollo de las civilizaciones, encontrando panes con los cereales disponibles en la zona. Tal es la importancia de éste producto que en muchas civilizaciones se usa como sinónimo de alimento, también está presente como elemento simbólico en rituales religiosos y en la actualidad forma parte de índices que evalúan el coste de la vida.

El Pan de la Cruz de Ciudad Real es originario de la comarca de Calatrava, tradicional zona de extensos cultivos de cereales en la cual se elaboran gran variedad de panes, éste junto al pan de cea y pa de pagès gozan de la categoría de indicación geográfica protegida.

El pan de la cruz se elabora con harina de trigo candeal, agua, sal, masa madre y levadura. El pan resultante achatado y redondo es compacto y denso, de miga consistente blanca sin burbujas y apariencia de algodón. La corteza es crujiente, dorada y lisa tiene dos cortes profundos a forma de cruz de la que toma su nombre.

Podemos encontrar diferentes presentaciones del pan, según su tamaño grande, pequeño, la denominada libreta o el panecillo de cruz el más pequeño. El uso y tradición del pan de cruz está ligado a la gastronomía tradicional castellano-manchega de acompañante o como ingrediente en las migas.

El pan de cruz de Ciudad Real se elabora desde hace siglos de forma artesanal, mejorando con la experiencia su elaboración de este pan de características diferenciadas. Aunque las referencias históricas escritas son difíciles de precisar su origen data de la época de la Orden de los Caballeros Calatravos en el siglo XIII. Este pan goza de una reconocida reputación tanto en ámbitos locales como a nivel nacional. Francisco Tejero en su obra sobre molinería y panadería, cita al pan de la cruz como “Pan originario de Castilla La Mancha, concretamente de Ciudad Real, que se está recuperando por panaderos de esa comunidad, y se elabora a partir de una masa candeal. Esta especialidad tiene una larga conservación, y es ideal para acompañar los quesos y vinos Manchegos”

Compra en origen en nuestros LUGARES FASCINANTES Ciudad Real y Valdepeñas.

Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan de Ciudad Real
General Rey, 10
13001 – Ciudad Real (CIUDAD REAL)
Tel: 926 224 149

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar