Brandy de Jerez

El brandy es un aguardiente que se obtiene a partir de la destilación del vino y posterior envejecido en barricas de roble, con un grado alcohólico inferior a 50 grados.

El brandy de Jerez se diferencia del resto de brandies por unas características propias debido a su proceso de elaboración. La destilación se realiza a partir de vinos de la variedad Airén (95%) y Palomino, y el envejecimiento se lleva a cabo en vasijas de roble americano que hayan contenido durante un periodo no inferior a 3 años, algunos de los vinos de Jerez (fino, oloroso, amontillado, Pedro Ximenez), este envejecimiento se realiza mediante el método tradicional de criaderas y soleras.

Existen tres tipos de brandy de Jerez:

Brandy de Jerez Solera: Es el más joven y afrutado, con un envejecimiento medio de un año y el de menor contenido en componentes volátiles. Es de color más claro, ambarino, con notas salinas si ha envejecido en bota de fino, o de caramelo tostado si lo ha hecho en las de oloroso. En boca es más seco, pues presenta taninos de la madera.

Brandy de Jerez Solera Reserva: su tiempo de envejecimiento es de tres años. Al tener más edad que los anteriores, éstos presentan colores más oscuros. Aroma más dulce con recuerdo a café torrefactado.

Brandy de Jerez Solera Gran Reserva: Es el de mayor tiempo de envejecimiento, con una media de diez años y el de mayor contenido total de componentes volátiles. Presenta tonos mucho más oscuros y un aroma más complejo. Si la solera he contenido Pedro Ximenez tendrá más dulzor, si las botas son viejas se distinguirá notas de madera vieja.

En “Historia del Brandy de Jerez”, se atribuye el origen del alcohol a los chinos. De China pasaría a Egipto y de allí a los árabes que fueron los que lo trajeron a la península. Siglos más tarde, los árabes se encontraron, no sólo con una considerable producción de vino, sino también ya, vino de exquisita calidad. Por ello hicieron traer sus alambiques y alquitaras para comenzar la destilación de vinos, otros frutos y plantas y obtener aguardientes de vinos, alcoholes y esencias. La primera referencia a la elaboración de aguardientes en Jerez se encuentra en el libro de Joaquín Portillo “Noches Jerezanas”, de 1580, en el que se habla por primera vez de la renta del aguardiente.

El sistema para el envejecimiento del brandy es primordial, pues es el que imprime las características típicas de este producto. El sistema de criaderas y soleras consiste en vasijas asentadas en filas unas sobre otras, llamadas escalas. La escala con el brandy más añejo se denomina solera , y se encuentra en el suelo, la sigue en orden de antigüedad, la primera criadera, la segunda, la tercera, etc. De la solera se extrae una pequeña cantidad para su embotellado y distribución, y se repone con una cantidad equivalente de la primera criadera, siguiéndose el mismo procedimiento hasta llegar a la última criadera, que se rellena con los aguardientes de vino más jóvenes.

Esta técnica permite obtener un brandy uniforme en sabor, aroma y color, con las mismas características organolépticas.

Compra en origen en nuestros LUGARES FASCINANTES Jerez de la FronteraPuerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda.

Consejo Regulador de la Denominación Específica “Brandy de Jerez”
Avda. Alcalde Álvaro Domecq, 2
11402 – Jerez de la Frontera (CÁDIZ)
Tel: 956 350 070
Fax: 956 322 114
E-mail: [email protected]

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar