Sombreros y Tocados en País Vasco

No se puede hablar de los sombreros y tocados en País Vasco sin pensar en la txapela o boina vasca, su sombrero más representativo y todo un símbolo de la región. Aunque su uso se encuentra también muy extendido en otras zonas del norte de España, bajo el nombre clásico de boina, es aquí donde esta prenda adquiere especial identidad. Generalmente, se presenta en colores negro y rojo, y su uso está, además, muy extendido como trofeo en competiciones deportivas. Su fabricación artesanal es muy reputada y su fama excede las fronteras españolas.

Con orígenes aún hoy en día discutidos, de arcaico tocado de labradores, el uso de esta boina comenzó a generalizarse a partir de las Guerras Carlistas. Desde entonces, todo el proceso de uniformización de la sociedad vasca, en cuanto al uso de la boina, fue imparable básicamente hasta el estallido de la Guerra Civil Española y los nuevos gustos impuestos en la posguerra.

En las últimas décadas, la boina vasca se ha instituido como trofeo o galardón a los campeones (Txapeldunes) de las competiciones realizadas en el País Vasco. Del mismo modo, es un símbolo de bienvenida para los visitantes ilustres, las asociaciones deportivas y múltiples peñas de amigos utilizan las boinas bordadas como elemento de identidad de grupo y diferenciador.

Destacan las boinas tolosanas de la familia Elosegui, dedicados a la fabricación de estas desde el año 1858. En el año 2014 comenzaron a confeccionar también sombreros de tendencia tanto para hombre como para mujer, pero siempre sin dejar de lado sus clásicas boinas.

En Balmaseda (Vizcaya) existe el Museo Boinas La Encartada, un magnifico museo textil, un enclave centenario dedicado a la producción de géneros de punto de lana, desde su fundación en 1892 hasta su cierre en 1992. Es un ejemplo singular dentro del panorama industrial de Bizkaia. Por un lado, recoge un sector industrial poco representado en el territorio, el textil lanero, que fue motor de implantación de los avances técnicos de la era fabril. Por otro, aún más interesante, se ha mantenido casi intacto desde su fundación y tanto su enclave, su colonia obrera, su sistema de embarrados como su maquinaria, generando un ambiente de gran capacidad evocadora, trasladándose a los inicios de la revolución industrial. Durante una década, dado su alto interés patrimonial, se ha ido restaurando el conjunto para destinarlo al museo ilustrativo de la industria textil vasca. La fábrica nació por iniciativa de un indiano de la villa, Marcos Arena Bermejillo, quien levantó el conjunto industrial que ha llegado hasta nuestros días. Mantuvo hasta su cierre una línea de producción integral, que adquiría la materia prima en crudo y realizaba el hilado de la misma, para después dedicarse a la confección, tanto de boinas (su principal producto), como de mantas, paños, bufandas, calcetines, madejas o pasamontañas.

Además, los artesanos de los sombreros y tocados en País Vasco fabrican toda clase de gorras, diademas, sombreros y complementos para hombre y mujer para diversas ocasiones. Estos profesionales localizan sus talleres en lugares como San SebastiánBilbao o Tolosa.

LOCALIDAD NOMBRE
San Sebastián Sombreros José Luis Leclercq
LOCALIDAD NOMBRE
Getxo Tocados y sombreros Patricia Gallego
Tolosa Boinas Elosegui

Imagen principal: Estitxu Carton

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar