En la provincia de Ourense, fue la localidad de Niñodaguia donde mayor número de alfares hubo, llegando a ser uno de los principales enclaves alfareros de la Comunidad Autónoma. Allí se trabaja con dos tipos de barro: uno negro que se convierte en amarillo o blanco al cocerlo, usado para las piezas destinadas a guardar líquidos; y otro barro más grisáceo, de carácter arenoso, que se vuelve rojo al cocerlo. Éste último se utilizaba para las piezas del fuego.

Todos los objetos se decoraban tradicionalmente con rayas (llamadas vincoras), hechas con un cortaplumas rectangular, o se vidriaban con ondas. En ese caso, el alfarero adornaba la pieza con las manos y la sumergía posteriormente en el baño de vidriado. Las piezas más comunes son cántaros (olas), botijos (porróns), jarras (xarras) para el agua, el vino, la leche, el aceite y otros líquidos.

LOCALIDAD NOMBRE
Chandreja de Queija Cerámica Ana Camba
Esgos Alfarería Alto do Couso
Niñodaguía Aquilino Blanco Monteiro
Niñodaguía Enrique Cabana Ferreiro

Imagen principal: amaianos