Alfarería y Cerámica de Zamora

La alfarería de la provincia de Zamora va asociada a la actividad femenina, debido a la importancia que su actividad tuvo en varios centros, entre los que destacan Pereruela y Moveros. En ambos, las características de la producción local son muy arcaicas, con técnicas como la trituración de la tierra en seco, tornos bajos de cruceta y hornos excavados en la tierra. Esta actividad se ha venido transmitiendo de madres a hijas en el tiempo, compatibilizándolo con las labores del hogar, mientras el hombre se encarga de la recogida de la leña, del horneado y de la comercialización de estas piezas de cerámica de Zamora.

En Pereruela, a principios del siglo XX todavía había en el pueblo treinta familias viviendo de la alfarería, bajando en 1973 a treinta mujeres el número de alfareras en activo. Se producen piezas como los cántaros, pucheros, cuencos, ollas y las famosas cazuelas para hacer asados en el horno, debido a su tierra refractaria por llevar en su composición mucho cuarzo y mica. Otras piezas características de la cerámica de Zamora son las tinajas y los hornos para asados. También se han fabricado aquí durante años los crisoles para la Fábrica Nacional de Moneda y para los plateros de Salamanca, Ciudad Rodrigo y Sevilla.

En Moveros, en 1958 todavía trabajaban veinticinco alfareras, siendo sólo diez las mujeres activas en 1973. El torno es parecido al de Pereruela, pero mientras que en este último se utiliza el urdido para levantar las paredes, en Moveros es la fuerza centrífuga del torno la utilizada, al tiempo que las piezas producidas son de un acabado más fino. El repertorio de alfarería son, para el agua, botijos, barrilas, ollas, y los famosos cántaros que, a causa de su arcilla y su sistema de cocción, presentan una superficie dorada con manchas irregulares, considerados una de las piezas más elegantes de la alfarería española.

En Muelas de Pan también la actividad alfarera estaba en manos de mujeres, fabricándose piezas para el fuego como los pucheros, que se exportaban al País Vasco, donde se les daba una cubierta blanca de estaño para impermeabilizar el interior.

Muchos de los antiguos centros de alfarería de Zamora han desaparecido, como los de Benavente, Carbellino de Sayago, Cibanal, el Cubo del Vino, Junquera de Tera y el Perdigón.

En relación con la loza esmaltada, en Zamora capital los alfareros estaban establecidos en el barrio de Olivares, en la orilla derecha del río Duero, donde fabricaban en el siglo XVIII vajilla cubierta con esmalte estannífera y decorada con motivos en azul de cobalto o en verde de óxido de cobre.

Texto del Dr. Abraham Rubio Celada, Asesor de cerámica de la Fundación Zuloaga y Socio de EcraServicios Integrales de Arte.

LOCALIDAD NOMBRE
Barrio Carrascal Alfarería Bernardita
Fuentes de Ebro Alfarería Alfonso Gayán
Fontanillas de Castro Cerámica Carmen Ratón
Molacillos El taller de Marisa
Moveros Alfarería Mª Carmen
Pereruela de Sagayo Alfarería Escolástica
Pereruela de Sagayo Alfarería La Fábrica
Pereruela de Sagayo Alfarería Luisa Pérez Pastor
Pereruela de Sagayo Alfarería Pereruela Siglo XVI
Pereruela de Sagayo Alfarería Redondo
Toro Ar.Got
Zamora Alfarería Rodríguez
Zamora M. J. Cerámica

Imagen principal: Douglas Iuri Medeiros Cabral

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar