La alfarería y cerámica en Almería se remonta a la prehistoria, donde ya en el Calcolítico se dieron cerámicas hechas a mano y decoradas con figuras incisas geométricas, de soles y de animales. Algunos ejemplos los podemos ver en las excavaciones del poblado de los Millares.

La alfarería tradicional, se ha extinguido ya en algunas localidades como Tabernas y Vera. En la primera, el último alfarero Diego López fabricaba cántaros, botijos, bebederos, huchas y macetas. En la segunda, el alfarero Salvador Hernández fabricaba cantarillos de dos asas, botijos y las famosas jarras blancas de cuatro picos. Estas se usaban para mantener el agua fresca, como las que se representaban en los bodegones barrocos españoles.

De los centros alfareros todavía activos, el principal núcleo cerámico de la provincia ha sido desde siempre Níjar, por ejemplos como los tornos excavados. Destaca la producción de fuentes redondas profundas, tazones y cántaros en múltiples tonos de color elaborados a partir de las dos clases de barro que abundan en la localidad.

La decoración de la cerámica de Almería, se hace mediante un jaspeado desvaído con tonos azulados de cobalto, destacando los dibujos de espirales, círculos y motivos florales. También se dan en forma de chorreones, sobre un fondo blanco o amarillento.

Nuevas generaciones de alfareros

En la actualidad las nuevas generaciones de ceramistas, aunque parten de las técnicas tradicionales, elaboran ya diseños con nuevas formas y decoraciones.

En Albox, se trabajan piezas vidriadas como las fuentes redondas, los lebrillos y las orzas con asas y tapaderas, con decoración de chorreones azules sobre blanco. Los alfareros que todavía trabajan son los Hernández (Miguel e hijos, Herminio, Hilario y Juan Jiménez), y Luis Alfonso e hijos “los Puntas”. Sorbas, una antigua localidad, se caracteriza por una alfarería para el agua con piezas como cántaros, botijos, bebederos y tuberías, además de piezas para fuego como cazuelas.

Todavía algunos alfareros, además de las formas tradicionales, siguen fabricando una pieza muy original conocida como el Ajuarico de Sorbas, una vasija que contiene un ajuar completo en miniatura.

En Tabernas, el alfarero Diego López fabrica macetas, bebederos y comederos de animales y cántaros. En Almería capital también se han establecido algunos alfareros como Francisco Robles, que aprendió el oficio de un alfarero pariente en Ugíjar (Granada). Aunque hace una producción propia original tanto para el consumo urbano, como dedicada al turismo con piezas como juegos de sangría, juegos de gazpacho y botijos.

También hay personas dedicadas a la cerámica en Almería que hacen una producción con técnicas más contemporáneas. Algunos ejemplos son el raku y decoraciones más vanguardistas, como el taller Keramike Creativa.

Texto del Dr. Abraham Rubio Celada, Asesor de cerámica de la Fundación Zuloaga y Socio de EcraServicios Integrales de Arte.

LOCALIDAD NOMBRE
Albox Alfarería «Los Puntas»
Almería Alfarería y Cerámicas Robles
Almería Keramike Creativa
Almería Taller Maestro Artesano Antonio José Flores Martínez
Níjar Artesanía de Matthew Weir (venta en tienda de los Milagros)
Níjar Cerámica Artística Ángeles Morales Lores
Níjar Fábrica y tienda «El oficio»
Níjar Francisco Góngora López
Sorbas Alfarería Juan Simón

Imagen principal: Basilievic