La frase proustiana tantas veces citada en la película Bearn o La sala de las muñecas, rodada en Raixa, “No hay más paraísos que los perdidos”, resume a la perfección el Jardín de Raixa, un lugar romántico y decadente que respira en...Continuar leyendo