Jardín del Monasterio de Piedra en Nuévalos

En pocos lugares se confunde el arte con la naturaleza, como en este romántico jardín del Monasterio de Piedra, en Nuévalos (Zaragoza). Fue creado para contemplar la grandilocuencia del paisaje con sus espectaculares cascadas, grutas y lagos naturales.

A pesar de su «naturalidad», no deja de ser una creación del hombre, sirviéndose de la naturaleza como materia. Pero el arte de la jardinería no reproduce solamente las formas visibles de la naturaleza, al natura naturata. Sino también su forma de operar, natura naturans.

Jardín del Monasterio de Piedra en Nuévalos
Foto: buenkamino.files

Basado en la tradición paisajista, el jardín del Monasterio de Piedra, creado a partir de 1860, intenta borrar las fronteras con el paisaje libre, adaptándose a él. En un artículo publicado en la revista inglesa Fraser’s Magazine, leemos: “En cuanto a la disposición del decorado, la naturaleza ha dejado al propietario poco que hacer y mucho de que maravillarse. Afortunadamente ha tenido el buen gusto de contentarse con ello. Sólo ha puesto ante los ojos y hecho accesibles curiosidades y puntos interesantes, sin querer mejorar lo que en su salvaje sencillez es ya perfecto”.

Juan Federico Muntadas

Se refiere a Juan Federico Muntadas, artífice de esta soberbia unión de paisaje natural y jardín. Él se encargó de impregnarlo con su estética romántica y pictórica. El jardín se ha convertido en un escenario que parece sacado de un lienzo del pintor romántico alemán Caspar David Friedrich, donde el hombre empequeñece frente a las fuerzas de la naturaleza.

Jardín del Monasterio de Piedra en Nuévalos
Foto: infortursa.es

La intervención de Muntadas consistió en hacer accesible al hombre el extraordinario paisaje natural. Abrió caminos y paseos, construyó puentes y escaleras y creo un parque paisajista con paseos entre plátanos, nogales, fresnos… Su padre, Pablo Muntadas, había adquirido el monasterio, fundado en el siglo XII por monjes cistercienses. Lo obtuvo en subasta pública en 1840, tras la desamortización de Mendizábal.

El objetivo de Pablo Muntadas era el desarrollo de la explotación agrícola. Sin embargo, cuando su hijo Juan Federico descubrió la insólita gruta Iris, el parque se abrió al público. Por este motivo en la década de 1860 se convirtió en un destino turístico. Juan Federico Muntadas fundó en 1867 la primera piscifactoría de España, uniendo así lo útil con lo bello.

El Monasterio de Piedra es una unión entre el hombre y su entorno, un paradigma de la creación romántica. Su ubicación en una de las zonas más desérticas de Aragón lo convierte en tesoro. Entre las sierras del Sistema Ibérico aparece un vergel regado por el río Piedra, nombre al lugar.

About the author