El popular tren de la Fresa comenzará su nueva temporada el próximo sábado 26 de septiembre realizando su habitual recorrido que empieza en el museo del Ferrocarril de Madrid y acaba en la ciudad de Aranjuez. La temporada de otoño retoma este tradicional trayecto en el que la Fundación de los Ferrocarriles Españoles se ha encargado de llevar a cabo todas las recomendaciones sanitarias estipuladas por las autoridades como medida de contención contra el Covid-19.

Para hacer el tren de la Fresa lo más seguro posible, antes de cada viaje será limpiado y desinfectado, protegiendo la salud de los viajeros. El tren pondrá a disposición de los mismos dos coches restaurantes en el que se garantiza la distancia social gracias a una nueva disposición de los asientos. De esta forma, los viajeros quedarán agrupados por previos grupos de convivencia. Dentro de las medidas de seguridad que se desarrollarán en el tren de la Fresa también se dispondrán dispensadores de gel hidroalcohólico tanto en el museo como en el interior del tren.

Los viajes de la temporada de otoño se realizarán los sábados 26 de septiembre, y los consiguientes 3, 10, 17, 24 y 31 de octubre, así como también el domingo 11 de octubre. No obstante, siguen vigentes los distintos paquetes de viaje en Aranjuez, en los que se incluye el tren neumático por los jardines y calles históricas de la ciudad, el recorrido en barco turístico por el Tajo o la visita al Palacio Real. La venta de entradas para el tren de la Fresa ya está disponible en la web de Renfe.



 

El tren de la Fresa es un homenaje al primer trayecto ferroviario que inauguró Isabel II en 1851 en Madrid, pues dicho recorrido unía el Palacio Real de Aranjuez con la capital. Desde 1984 el tren de la Fresa homenajea este invento como símbolo de la industrialización en España. Su característico nombre se debe a que durante el trayecto el personal a bordo va vestido de época y ofrece a los viajeros una degustación de fresas.