Los sanitarios españoles que trabajan en primera línea para combatir la pandemia de COVID-19 han recibido este miércoles el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2020. Dicho galardón es un reconocimiento para los profesionales de la medicina, enfermería, auxiliares y demás personal sanitario que han ayudado de manera directa a los pacientes contagiados y han llevado a cabo su trabajo en los principales focos de batalla contra el coronavirus desde que comenzó esta emergencia sanitaria, cobrándose desde entonces la vida de más de 27.000 personas según datos del Ministerio de Sanidad.

Desde la Fundación Princesa de Asturias sostienen que «expuestos a una alta y agresiva carga viral, su entrega incondicional, haciendo frente a largas jornadas de trabajo sin contar, en ocasiones, con el equipamiento y los medios materiales adecuados, según quejas de organizaciones profesionales y sindicales del sector, representa un ejercicio de vocación de servicio y de ejemplaridad ciudadana».



El de la concordia es el primero de los Princesa de Asturias que anuncian este año. El fallo llega tras las deliberaciones realizadas por un jurado que se ha reunido por vez primera en la historia de los premios de manera telemática, compuesto por miembros de los Patronatos de la Fundación. El galardón recayó el año pasado en la ciudad polaca de Gdansk, como un símbolo de la resistencia contra el nazismo así como de la lucha por volver a conseguir las libertades en Europa.

“Con un espíritu de sacrificio personal sobresaliente en favor de la salud pública y del bienestar del conjunto de la sociedad, se han convertido ya en un símbolo de la lucha contra la mayor pandemia global que ha asolado a la humanidad en el último siglo”, explican desde la Fundación. Así, el jurado valora el trabajo de los centros de atención primaria y de los complejos hospitalarios más grandes, ya sean públicos o privados. El mes de octubre es cuando se celebran tradicionalmente la entrega de los premios Princesa de Asturias en el teatro Campoamor de Oviedo.