Ni coronavirus ni Brexit quitan a los británicos las ganas de comprar una vivienda en España

Tanto el Brexit como la crisis del coronavirus han llevado a que se tema un grave receso en el interés vacacional de Reino Unido en España. Sin embargo, parece ser que seguirán llegando tanto turistas como residentes de las islas una vez vuelta la normalidad. Así lo hace indicar la encuesta realizada por el importante portal inmobiliario británico Property Guides. Con 2.800 participantes, la mayoría de los mismos continúa queriendo adquirir una casa en España.

Desde el portal destacan que la encuesta se realizó durante lo más crudo de la pandemia. Pese a ello, el 60% expresó el deseo de adquirir una propiedad en territorio español a finales de verano. Septiembre sería de este modo el mes que daría el pistoletazo de salida a las compras. La gran mayoría de ellos, el 90%, ya tiene preparado el capital necesario para realizar la inversión. Esto se explica por el comprador tipo, que responde principalmente a personas cercanas a la jubilación. De hecho, el 64% ve el país como un lugar de retiro «feliz».



Respecto al Brexit, el pequeño estudio del portal inmobiliario recalca que al 66% de potenciales compradores no les importa la escisión de la Unión Europea a la hora de mudarse a España. Casi la misma cifra, el 61%, está bien informado y sabe que todavía podrá mantener una buena cantidad de derechos de adquirir su vivienda antes del fin del periodo de transición. Esto les supone mantener la cobertura sanitaria y facilidades para obtener el permiso de residencia.

Reino Unido aportó durante 2019 a España unos 18 millones de turistas, siendo el principal emisor de visitantes extranjeros. La apertura de corredores aéreos con las islas británicas llegó de forma algo tortuosa a finales de junio, tras los programas piloto con alemanes iniciadas en Mallorca. Tras varias negociaciones, se acordó dicha fórmula, vital para asegurar el sector turístico en el Levante, Baleares y Canarias. Sumado a indicadores positivos como los aportados por la encuesta, la esperanza de atenuar el golpe que ha sufrido el turismo crece un tanto.