Marbella sustituye al sudeste asiático como destino para las lunas de miel en 2020

Este año el 40% de las lunas de miel serán en España, según apunta la agencia Felices Vacaciones. Con la crisis del Covid-19, Marbella se ha alzado como el destino más solicitado por los prometidos para celebrar las lunas de miel en España, que se realizarán según predicciones a finales del 2020. Antes de la pandemia, los destinos más populares para disfrutar de la luna de miel eran Maldivas, Tailandia, Nueva York o la Riviera Maya.

De esta manera, más de la tercera parte de los españoles que iban a realizar su luna de miel en el extranjero han cambiado por un viaje dentro del territorio español. Entre los destinos más solicitados por los futuros recién casados son Formentera, Lanzarote, Ibiza o la Costa del Sol. Todos ellos tienen en común la fama de sus playas y buenas temperaturas. En cuanto a la Costa del Sol se refiere, los destinos más demandados son Marbella, Nerja y Málaga. Sin embargo, el 60% restantes de parejas que iban a llevar a cabo su luna de miel en el extranjero siguen manteniendo esta idea a pesar de poder celebrarla en España.



Confirmando esta premisa, la web nupcial Bodas.net apunta que el periodo en el que está teniendo lugar el estado de alarma (de mediados de marzo a finales de abril) es temporada baja de bodas. Solo un 10% de los enlaces tienen lugar durante estas fechas respecto al total del año. Según cálculos del portal, más de 16.000 bodas se han visto afectadas.

De esta manera, el sector de las bodas ha sido otro de los grandes perjudicados, con la gran pérdida económica que conllevan las cancelaciones nupciales. Con la llegada del plan de desescalada se prevé que la celebración de bodas pueda realizarse a partir de la fase 2, del 25 de mayo al 8 de junio. No obstante, la ceremonia tendrá un número limitado de asistentes, todavía sin determinar. En la fase 3, que se pondrá en marcha a partir del 8 de junio, el número de asistentes podrá ser más amplio. Para la celebración de la luna de miel las parejas tendrán que esperar a que se permita la movilidad entre comunidades autónomas.