El Ayuntamiento de Madrid cierra a partir de este martes 1 de septiembre las piscinas de verano, además de clausurar los parques y jardines municipales por la noche. Unas medidas que ya fueron anunciadas el pasado 27 de agosto, cuyo objetivo se centra en reducir la aglomeración de personas y luchar contra los brotes de la Covid-19.

El aumento de contagio estas últimas semanas en Madrid obliga a su Ayuntamiento a cerrar las piscinas de verano municipales antes de tiempo. A pesar de que este espacio público ha sido ejemplo de buena gestión y no se han producido focos vinculados a las piscinas, la alcaldía asegura que prefiere adelantarse a la evolución del virus.



 

Los más de 3.000 parques y jardines de la capital también cerrarán sus puertas desde las 22 de la noche hasta las 6 de la mañana. El objetivo es evitar concentraciones, aglomeraciones de personas y botellones, ha explicado la vicealcaldesa Begoña Villacís. Aún así, desde el Ayuntamiento se pide responsabilidad a los ciudadanos, ya que estas medidas no serán efectivas sin la «ejemplaridad de los madrileños», destacó Almeida en la pasada Junta de Gobierno.

 

También se va a poner en marcha una campaña informativa sobre las medidas de seguridad frente a la Covid a través de Voluntarios por Madrid y Protección Civil, coordinados por Madrid Salud. Estos se reforzarán en aquellos distritos más afectados por la pandemia, como Usera, Carabanchel o Puente de Vallecas.  Otros municipios de la provincia también anuncian medidas similares encaminadas a evitar la concentración de personas en estos espacios públicos.