Las Béticas, el entorno del Golfo de Cádiz y el Sistema Ibérico, están sufriendo tormentas desde ayer, que hoy se dispersarán por el interior peninsular trasladándose a mitad de semana hacia el norte y el litoral mediterráneo. Según informan desde Meteored, todo ello es consecuencia de la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos, también llamada gota fría) que se acerca a la península ibérica.

A partir de hoy se prevén tormentas que puden traer granizo sobre todo en Pirineos, Burgos, Soria, la Ibérica Riojana así como en la comarca del Maestrazo, entre Teruel y Castellón. Esta gota fría viene a refrescar un verano que había arrancado muy caluroso, especialmente en comunidades como Extremadura y Andalucía, en las que incluso están teniendo que hacer frente a olas de calor intensas. De esta manera, el calor continuará aunque comiencen a llegar desde el cabo de San Vicente las nubes convectivas propias de la DANA. Desde Metored advierten sobre el riesgo de incendios, por lo que llaman a estar alerta.

Los valles del Guadalquivir y las vegas del Guadiana sufrirán temperaturas máximas que pueden superar los 40 grados. las temperaturas se mantendrán más bajas hasta el miércoles, pero al día siguiente volverán a subir. Para terminar de completar la estampa, la DANA vendrá acompañada de una masa de aire con polvo de suspensión, lo que significa que las lluvias traerán consigo barro. Además, serán localmente fuertes y también traerán consigo fuertes rachas de viento y granizo, conocido como reventones.



En esta ocasión el archipiélago canario se salva de la DANA, donde no se cree que difiera mucho la situación. No tendrá tanta suerte Baleares, a donde sí puede llegar alguna consecuencia de este fenómeno como los chubascos. Las tormentas harán acto de presencia a mitad de semana, mientras que se esperan tormentas intensas en la mitad norte peninsular entre el jueves y el viernes.