Con la entrada en vigor del plan de desescalada del confinamiento por el COVID-19 se han dispuesto las fechas en las que se podrá disfrutar de nuevo de los sectores culturales, aunque con ciertas medidas. Cada fase tendrá un periodo medio de dos semanas, por lo que las fechas aquí señaladas son aproximadas.

Las primeras en abrir serán las librerías y los archivos en la fase 0. Concretamente, el cuatro de mayo las librerías consideradas como pequeños comercios abrirán sus puertas siempre con estrictas condiciones de seguridad. Para garantizar la atención individual, la apertura se realizará mediante cita previa. No obstante, aquellas librerías que estén emplazadas en centros comerciales todavía permanecerán cerradas como medida para impedir aglomeraciones.

Las bibliotecas comenzarán a funcionar en la fase uno, pero únicamente para el préstamo de libros. No se podrán usar para estudiar. En esta fase que comenzará el 11 de mayo las librerías y archivos podrán funcionar sin las restricciones de cita previa. A partir de este momento se podrá visitar los museos, aunque con un tercio de su aforo habitual. Empezarán a realizarse eventos culturales con un aforo máximo de 30 personas y eventos al aire libre con un límite de 200 personas. La producción audiovisual y los rodajes de series y cine se reanudarán.



Son muchos los que esperan con ansia la llegada de la fase dos, en la que abrirán teatros, cines y auditorios con butaca pre-asignada. Sin embargo, como en el resto de casos, para un tercio del aforo. De esta manera, a partir del 25 de mayo, dependiendo de la provincia, se permitirán las visitas a los monumentos, salas de conferencias o de exposiciones y equipamientos culturales, respetando en cualquier caso el aforo anteriormente citado. Volverán los espectáculos culturales en espacios cerrados con un público máximo de 50 personas. En el caso de realizarse al aire libre, se llevarán a cabo cuando reúnan a menos de 400 personas, que tienen que permanecer sentadas.

La puesta en marcha de la fase tres se espera como mínimo para el ocho de junio siempre que los números de la provincia lo permitan. Durante esta fase final establecida los parques de atracciones y temáticos volverán a funcionar, así como los eventos culturales. Estas actividades tendrán un aforo máximo de 80 personas para espacios cerrados y un máximo de 800 al aire libre. Las librerías limitarán el aforo al 50%, manteniendo una distancia mínima de dos metros con el personal y entre los clientes. Finalmente, las plazas y espectáculos taurinos podrán celebrarse mientras se cumpla un aforo de una persona por cada nueve metros cuadrados.