Salen a la luz 1.500 metros cuadrados de edificaciones romanas en el yacimiento de Baños del Peral en Valdepeñas, Ciudad Real. El conjunto está relacionado con la ancestral actividad vitícola que se da en la zona. Los restos de esta bodega han aparecido en una zona en la que se pretendía hacer una rotonda de acceso al paraje, que mejorará la seguridad de la carretera por la que discurre. Las obras han sido paralizadas por el hallazgo hasta que se realice la geolocalización de todo el entorno, asegura el alcalde de la localidad.

Las construcciones romanas encontradas parecen tener una cronología que abarca desde el siglo I-II d.C. hasta el IV o V. Estas podrían estar superpuestas a otras estructuras anteriores del siglo III a. C., perteneciente a la Segunda Edad del Hierro. De todas las fases documentadas, la más importante es la romana de los siglos I al V d.C. Una primera construcción que se corresponde con una villa del Alto Imperio, según ha informado la Junta.

Sobre esta primera edificación, tras la reorganización económico-administrativa de finales del siglo III que provocó la reorganización de numerosos poblados a nivel de producción agrícola, se construyó una imponente bodega. Se trata de un imponente edificio de 31, 60 metros de longitud y de 10,60 y 11,08 metros de anchura. Lo que da una superficie total máxima de 350 metros cuadrados. El edificio presenta un excepcional estado de conservación, con la localización de todos y cada uno de los espacios vinculados con la elaboración de vino.



Una nueva galería romana descubierta en el subsuelo de Carmona

A la bodega de Valdepeñas hay que añadir otro descubrimientos en la ciudad sevillana de Carmona. La Asociación Andaluza de Exploraciones Subterráneas (AAES) ha encontrado una nueva mina de agua perteneciente a época romana, tras una exploración en la conocida zona de la «Cuesta de San Mateo».

Al parecer, la galería había estado oculta por una roca desde hace siglos. Hace unos años está fue derrumbada por el fuerte temporal que afectó a la zona, dejando al descubierto una de sus entradas. Según los investigadores, la ubicación de la galería podría indicar que en la zona hubo un asentamiento humano hace más de dos milenios. Esta habría servido a la población para proveerse de agua.