La Xunta de Galicia se plantea cómo gestionar la vuelta a las playas de una manera segura de cara a este verano. De esta manera, pondrá a disposición de los ayuntamientos de la comunidad la plataforma «Playas Seguras de Galicia» con el objetivo de facilitar la gestión del acceso de los ciudadanos a la costa durante la temporada estival. La herramienta da a los usuarios la oportunidad de obtener una acreditación para poder acceder a una playa concreta en la fecha seleccionada. El mecanismo usado se asemeja al que se emplea en la playa de las Catedrales para evitar un exceso de aforo.

Así, la plataforma «Playas Seguras de Galicia» incorporará la información del catálogo de playas gallegas del Instituto de Estudio del Territorio. Este centro facilitará información geográfica de cada arenal, pudiendo definir su capacidad máxima. En días posteriores a la redacción de esta noticia, la Xunta ofrecerá a los ayuntamientos el uso de esta plataforma para que, los que lo deseen, puedan unirse a su uso firmando un convenio. El proyecto nace de la necesidad de mantener las condiciones de seguridad en las playas, evitando una posible propagación del COVID-19 manteniendo una afluencia controlada.



 

En cuanto a las cifras, Galicia posee 960 playas con una suma de 18,75 millones de metros cuadrados de superficie. De esta cantidad, la provincia de A Coruña concentra gran parte de los arenales gallegos, con un total de 454 playas, seguida de cerca por Pontevedra.  En lo que concierne al aforo máximo de las playas gallegas, los cálculos dan una cifra de 939.520 personas. Gracias a estos datos y a través de un análisis individual de cada playa, se da la posibilidad de calcular un grado de ocupación definido.

La Xunta de Galicia busca así anticiparse y gestionar las playas de una forma coordinada aceptando que en verano obtendrán una alta carga de visitantes, aunque sin menoscabar en ningún momento las competencias municipales. Bajo esta premisa, el conselleiro de Cultura y Turismo hace hincapié en que esta medida entra dentro de la apuesta de la Xunta por impulsar Galicia como ejemplo de destino fiable y de calidad, favoreciendo a la recuperación del sector turístico y asegurando la seguridad de los usuarios y trabajadores. No obstante, surgen algunas dudas todavía por resolver, como qué pasará con aquellos usuarios que no sepan usar estas aplicaciones electrónicas.