La actividad continúa sin remontar en la mayoría del turismo. Este sector, con unas pérdidas que pueden superar los 83.000 millones de euros este año 2020, reúne la mayor parte de trabajadores en ERTE. Aunque se ha alcanzado en ansiado fin del estado de alarma y se han reabierto fronteras, desde comienzos de julio el turismo posee 1,2 millones de empleados menos, así como 840.290 ocupados aún en un ERTE. Por consiguiente, solo han retomado la actividad laboral poco más del 50% de los trabajadores que han sufrido un ERTE en los últimos meses, cifra que en su día llegó a los 1,73 millones.

Por lo tanto, el motor de la economía española sigue sin recuperarse cuando se supone que se encuentra en temporada alta, pues la sombra de la incertidumbre consecuencia de posibles nuevos rebrotes asola al sector. Aunque se pongan en marcha distintos protocolos sanitarios y el Gobierno haga un esfuerzo por promover el turismo, la demanda se mantiene baja. De esta manera, la crisis sanitaria provocará que la industria turística tenga que vivir el año más trágico de su historia, pese a que dentro del sector unos sufren más que otros.

En este sentido, los más perjudicados han sido las agencias de viajes y los turoperadores pues, según datos del Ministerio de Trabajo, solo el 13% de los empleados que han padecido un ERTE han retomado su puesto de trabajo. Se trata de una rama del turismo que ha tenido que hacer frente a la falta de liquidez y las devoluciones consecuencia de las reservas canceladas. Esto unido a las insuficientes reservas que se están realizando suscita que aún existan 32.157 personas en situación de ERTE en esta rama del sector turístico, situación que podría alargarse hasta mínimo final de año y pudiendo alcanzar la Semana Santa del próximo año 2021. Como consecuencia, las aerolíneas también han sufrido un duro golpe, donde solo se han reincorporado al trabajo el 13% de los que se encuentran en situación de ERTE, lo que se traduce en 23.817 personas sin volver a trabajar.



 

Lo mismo ocurre con los hoteles, que casi no han retomado la actividad. Según Observatur (Observatorio Nacional de Turismo Emisor) el 40% de los españoles no piensa en viajar este verano. Así, en el sector hotelero existen 198.322 trabajadores en ERTE, donde solo un 19% de los afectados han vuelto a trabajar. Las comunidades más turísticas es donde se ve claramente que la cifra de reincorporación al trabajo es muy baja: en Baleares un 30% y en Canarias un 40%. Ambas regiones se encuentran lejos de la media española, pues el transporte hasta ellas hace que la gente se lo piense más.

En mejor situación, que no óptima, se encuentran la hostelería y el comercio. En hostelería, donde se dio el 22% de los ERTE ocasionados por la crisis del Covid-19, ha retomado la actividad el 62%. Sin embargo, 365.368 continúan en ERTE. En el comercio al por menor ha logrado reincorporar al 73% de sus trabajadores en ERTE.