En el marco de la Comisión Plenaria de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, celebrada este jueves 11, Felipe VI ha afirmado que España es un destino turístico «seguro y de calidad». Lo hizo mientras presidía una reunión que aunaba a alcaldes, por ejemplo los de Jaca y Cuenca, con organizaciones privadas del sector. El monarca apuntó al liderazgo mostrado por el país en el turismo internacional, insistiendo en que hay que «demostrarlo una vez más».

La actitud del monarca fue positiva, pese a que el segmento turístico está en vilo y las recientes cuitas sobre su padre. Aunque transmitió un «un mensaje de seguridad y confianza en nosotros mismos», la realidad marca un camino más tortuoso. Las pérdidas se cifran en 43.000 millones, gracias a un abril y marzo desastrosos. Nuevos estudios, de Exceltur, apuntan a que el agujero a finales de año puede llegar a los 83.000. La pérdida de empleos, por otro lado, superaría los 700.000.



Junto al rey estaba la ministra de Turismo, Reyes Maroto, que está jugando un papel clave como intermediaria entre agentes turísticos durante la crisis del COVID-19. En su caso incidió en la importancia que están cobrando factores hasta hace poco alternativos en el sector. Tecnología o sostenibilidad son pilares que ahora se alzan como primordiales. Por tanto defendió actuaciones como la Red de Destinos Turísticos Inteligentes como escenarios par avanzar en tal sentido. Cabe destacar que la reunión tuvo lugar en la sede ministerial de Industria, Consumo y Turismo, en Madrid.

Corredores seguros como el de Baleares, que solventará en parte las actuales reticencias alemanas al turismo español, están abriendo la veda de la temporada. Andalucía y Canarias prevén tener versiones propias de los mismos. La propia Alemania es el primer objetivo, al que siguen Reino Unido, Francia y el resto de Europa. El convocante de la reunión de la Red DTI, el presidente de Segittur Enrique Martínez, señaló también la necesidad de reforzar esta organización. Opina que de cara al futuro y la «nueva normalidad» se deben plantear acciones que van del empleo a la comunicación externa.