Como parte fundamental del plan de reactivación del sector, el Gobierno se encargará de fomentar el turismo gastronómico, el cultural y el de interior. Así lo indicó ayer María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, en un plan que están acordando con los principales agentes del sector turístico.

De esta manera, el Ejecutivo busca incentivar a los turistas españoles y a los de países del entorno para que tomen partido por el turismo de interior, gastronómico y cultural como elemento esencial en las próximas vacaciones de verano. Eso sí, la ministra ha hecho hincapié en que estos planes están subordinados a la situación sanitaria en la que nos encontremos.



Este plan de reactivación promocionará de una forma segura diferentes destinos que sean atractivos para el compuesto de países, mientras impulsa el turismo de interior como zonas rurales y playas para que todos contribuyan a levantar una de los principios de riqueza más importantes de España. 

A su vez, a la vuelta a la normalidad una de las materias a abordar de manera prioritaria según Montero será fiscalizar los precios de los vuelos a las Islas Baleares y a las Islas Canarias, para comprobar que no se realicen abusos para los residentes insulares. Con el avance en la desescalada el Ejecutivo desea confirmar si se respetan los precios subvencionados evitando que se den situaciones abusivas. En la actualidad, la subvención es del 75%.