Distintos trabajos arqueológicos llevados a cabo en Cádiz han permitido descubrir los restos de un antiguo puerto fenicio-púnico y romano. El hallazgo se ha realizado en el edificio Valcárcel, lugar del antiguo paleocanal Bahía Caleta, ubicado en el también antiguo archipiélago de Cádiz, entre las islas Erytheia y Continusa. Los expertos de la Universidad de Cádiz, con el catedrático Darío Bernal-Casasola al frente de la investigación, y los investigadores Macarena Lara y José J.Díaz, han identificado frente a la playa de La Caleta los restos de este puerto que incluye el descubrimiento de restos cerámicos y arqueobotánicos. La investigación se ha publicado en la revista de arqueología Journal of Maritime Archaeology, en la que se expone que la zona era un refugio semiprotegido.

Según los datos obtenidos de la investigación, el acceso al puerto contaba con 200 metros de ancho dirección oeste. La profundidad del agua en la zona era de 20 metros, siendo esta medida óptima para el calado de los barcos que se construían en la época. Los investigadores creen que durante su uso se podrían haber usado procedimientos alternativos como la varada, el amarre o el atraque para asegurar los barcos, evitando así problemas con el fondeo derivados de la profundidad el puerto.



El estudio llevado a cabo por miembros de la UCA se realizó en el edificio Valcárcel, antes de convertirse en la que será la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz. La investigación realizada es un ejemplo más del compromiso por parte de la UCA para conservar el patrimonio monumental e histórico de la ciudad.

Como consecuencia del hallazgo arqueológico, se han podido identificar más de 100 fragmentos cerámicos relacionados con el período en el el que el canal estuvo funcionando como puerto basado en actividades comerciales y marítimas. En concreto, la investigación señala una fase que comprende la colonización fenicia arcaica así como los primeros períodos imperiales romanos. Los fragmentos se han obtenido gracias a la práctica de dos estrategias metodológicas. Por un lado, las excavaciones arqueológicas que se han llevado a cabo en el canal. Por otro lado, la perforación de sondeos geotécnicos a gran profundidad.


Enable Notifications.    Ok No thanks