Tras mantener desde marzo una advertencia a sus ciudadanos de no viajar a otros países de la UE, Alemania anunció este miércoles que levantaba tal recomendación. De esta forma sus ciudadanos podrán visitar casi toda Europa desde el día 15 de junio. Casi, porque España y Noruega se han quedado fuera. En ambos casos la razón es que la vuelta del turismo extranjero tiene fecha y excede la prevista por el Gobierno germano. En el caso español será cuando deje de estar vigente la cuarentena obligatoria de 14 días para personas que lleguen de fuera del estado.

La medida fue anunciada por Heiko Mass, titular de exteriores alemán. Apunta a que en cuanto se permita el retorno del turismo a Noruega y España, la recomendación también se levantará para ellos. «Una vez tomen la decisión, la aplicaremos de inmediato», aseguró. Algo que confirmó González Laya, que ocupa el mismo cargo en el ejecutivo español. Aseguró a través de Twitter que ha mantenido conversaciones con Mass al respecto. Así, la advertencia quedará anulada, de momento, con el fin del Estado de Alarma. Lo más probable es que esto ocurra el 21 de junio. Al estar atado este confinamiento forzoso a dicha tesitura política, será entonce se levante.



El ejecutivo alemán sigue siendo cauto pese a todo. Si se superan los 50 contagiados por millón de habitantes, se regresarían a las medidas de confinamiento. De este modo, la ausencia de repuntes durante el verano será vital para que Baleares y Canarias especialmente puedan salvar la temporada. Ambas comunidades precisamente lideran los trabajos para agilizar la reapertura tras un abril con cero ingresos turísticos.

Con esto España vuelve a quedar un paso por atrás respecto al resto de socios. A pesar de ello, varios estudios como el realizado por la plataforma Travelgate apuntan a que es el destino con más reservas para los próximos meses. Asimismo, el primer corredor seguro ya se ha asegurado, entre Madeira y Canarias. Ambas son Regiones Ultraperiféricas de la UE y podrán compartir turistas. Algo que se quiere ampliar a estados como Reino Unido o Alemania, que aportan la mayoría de los visitantes estivales.