La Comunidad Autónoma de Galicia ha decidido este fin de semana endurecer sus castigos por saltarse aislamientos debidos a contactos cercanos con positivos de COVID-19. El Diario Oficial de Galicia, equivalente regional del BOE, ha establecido una nueva batería de sanciones económicas al respecto. Estas van desde algo más de 3.000 euros a superar los 120.000. Con él se busca evitar situaciones ya sucedidas en las que un ciudadano ha evitado los procedimientos requeridos generando un foco de contagios.

La escala de la multa por saltarse la cuarentena por haber estado en contacto con un paciente de coronavirus varía según varios condicionantes. En primer lugar estaría la casuística en que un aislado se saltara la medida preventiva pero no tuviera contacto ni generara altercados. Entonces debería abonar 3.005,07 euros. En caso de que tras la PCR dé positivo, está podría subir a 6.010,12 y pasar a ser grave.

Respecto a las variantes medias de las multas gallegas, estas transitan de los 6.010,13 euros a los 10.517,72 en casos medios y hasta 15.025,30 en los superiores. Esta situación se daría cuando estuviera probada la «alteración sanitaria», es decir, cuando se hubieran dado contactos. Los estrechos son los más graves, ya que en caso de portar el virus es posible que se genere un foco de contagio.



Los agravantes son los que pueden disparar la cuantía. Estos van desde entrar en contacto «estrecho» con personas vulnerables hasta asistir a entornos multitudinarios. Otro factor a tener en cuenta será la reiteración en la falta. Los contactos y contagios probados, así como otras «alteraciones sanitarias y sociales» harán que la cifra pueda alcanzar los 120.002,42 euros en la variante más costosa.

No solamente se verán expuestos a multas quienes se salten la cuarentena. También lo harán quienes no colaboren en la investigaciones derivadas para imponer las sanciones. En su caso, la minuta será de entre unos 3.000 y 15.000 euros. Las medidas llegan tras un verano en el que el virus ha dinamitado el sector turístico en Galicia y el resto de España.